DestacadasOpiniónPolítica

Hoyos: El gobierno debería reaccionar con más madurez y calma

No creo que la intemperancia y el capricho sean una respuesta indicada en medio de la Pandemia.

Cerrar la provincia al ingreso de Formoseños que vuelven a su provincia, en represalia a un fallo judicial que no les agrada es un acto de intolerancia que demuestra una falta de ejercicio democrático y de carencia de respeto a la república y la división de poderes, una respuesta que puede definirse como un berrinche infantil.

Que culpa tienen los pobres formoseños que por distintos motivos ya sea de trabajo o fuerza mayor debieron ausentarse de la provincia y quieren volver a su patria chica donde esta su trabajo, su hogar, sus familia y sus afectos, quien se hace cargo de los gastos que le demande quedar  varado en el límite de la provincia…? o en los costos que implica la pérdida laboral o su lucro cesante…?

En una república democrática los fallos de la justicia deben ser acatados, más allá de que gusten o no, nadie puede considerarse por encima de la Ley y menos aún tomar rehenes inocentes como represalia. Afortunadamente parece ser que esta medida tan injusta se levantó.

Este es el modelo inclusivo del que tanto hablan…?  

El que excluye y expulsa a nuestros comprovincianos de su propio terruño , mientras todos los meses alrededor de 18 mil paraguayos ingresan para cobrar sus planes sociales deambulando por la provincia sin ningún control ….?, parece ser que debemos empezar a acostumbrarnos  a que ocurran estas situaciones rarísimas que están pasando no solo en la provincia sino en el país , por ejemplo el indignante hecho de que los delincuentes hoy son liberados de a miles de las cárceles y han ganado la calle y los ciudadanos honestos seguimos condenados al arresto domiciliario.

Mención aparte: la licencia al responsable que Formosa ostente “CERO CORONAVIRUS”

Mención aparte merece la misteriosa el inesperado alejamiento del Ministro del área específica de Salud de la provincia, a la sazón principalísimo responsable de que la provincia de Formosa ostente el meritorio hecho de tener “CERO CORONAVIRUS”.

Por eso darle resignadamente licencia, sin pena ni gloria al ministro que piloteó con éxito la crisis epidémica más importante de la historia de la provincia, es cuando menos llamativa.

Creo que Décima no merece ese destrato

Creo que Décima no merece ese destrato, es muy raro que por voluntad propia el mismo elija renunciar en medio de la pandemia, más aún en lo que se puede considerar una gestión exitosa y es más raro aún que el gobierno le otorgue tan inoportuna licencia en forma complaciente.

Por tradición es muy raro que el gobernador realice cambios en su gabinete y menos en áreas neurálgicas y tiempos de crisis, realmente que tu ministro de salud se aleje en medio de la Pandemia exige una explicación más seria que el remanido argumento de enfermedad o las razones particulares.

BLAS HOYOS

Comments

comments

Comenta aquí