OpiniónPolítica

Hoyos: El hacha y el bosque

 12,222 total views,  2 views today

El bosque era frondoso, fértil y próspero a lo largo del tiempo los árboles se habían organizado de tal forma que en un marco de tolerancia todos tenían las mismas oportunidades y que el crecimiento de cada uno de sus integrantes sea como consecuencia de su esfuerzo.

Pero un día vino el Hacha y se presentó ante todos y les dijo yo sé lo que es mejor para ustedes. , y yo se los puedo otorgar… Porque soy uno de ustedes. y así engañó a los arboles haciéndole creer que por tener un mango de madera él también era un árbol…la mayoría lo asumió algunos dudaron, otros se opusieron pero la mayoría aceptó sumiso, es que la posibilidad de tener todo lo que necesitaban sin esforzarse que ofrecía el Hacha era tentadora,

Con el tiempo el Hacha se consolidó y fue eliminando de a poco a quienes dudaban de él o se le oponían, así cuando acumuló suficiente poder propuso ser el eterno gobernante del Bosque, y para lograrlo taló los viejos y sabios árboles de la Justicia y los árboles de las leyes y en todos los casos reemplazados por los árboles que fué implantando el Hacha.

Así fue creando en el bosque una cadena de complicidades, prerrogativas y privilegios con muchos de los árboles que a pesar de que ya era evidente que no era un árbol sino, una letal hacha de implacable y filoso acero, que terminaría con todos inclusive llegado el momento con ellos mismos, pero aún así preferían mantener sus escasos y momentáneos privilegios aún a expensas de sus libertades y derechos. Fue así que muchos arboles a cambio de los mendrugos le dieron todo el poder al Hacha.

Un día vino una pandemia que amenazó con arrasar todo el bosque y el Hacha que sabía que tenía poco para seguir ofreciendo a sus obsecuentes  convirtió la pandemia en estrategia de supervivencia y partir de ahí el plan de gobierno pasó a ser  la cuarentena a la cual se aferró con desesperación.

Los abusos y el autoritarismo del Hacha aumentaron y en muchos casos con crueldad, algunos árboles del bosque aunque pocos resistieron apelando a lo quedaba de Justicia, otros jóvenes retoños de árboles también intentaron sumarse a la resistencia pero la mayoría del bosque no los acompañó dejemos que el Hacha nos cuide, él sabe lo que es conveniente para el bosque repetían,.

Ya el hacha mostró toda su crueldad, no necesitaba disimularlo más, por fin era esa terrible herramienta de ejecución de los árboles, era una letal hacha de filosos acero, pero ya era tarde, el bosque había sido totalmente diezmado y sometido, y todos repetían incansablemente, más para convencerse a sí mismos y ya no a otros y para justificar su humillante cobardía que el hacha sabía mejor que cada árbol lo que era mejor para el bosque solo era para dilatar y esperar que el hacha venga por ellos. 

Ya era tarde el poder y el autoritarismo se habían cebado en el Hacha en realidad estuvo siempre en su ADN, en su esencia en definitiva cuando se dieron las condiciones…solo fluyó y se manifestó en todo  su crudeza, entonces al Hacha ya no le interesaba disimular y hacerse pasar por árbol, por fin podía dejar de fingir, por fin podía mostrarse tal cual era una temible y letal hacha de afilado acero.

Para el bosque…ya era tarde, y el lugar donde vivió miles de años finalmente se convirtió en un páramo muerto.

Pero la reflexión final, la moraleja…es quien es el culpable del doloroso desenlace de esta trágica historia…el Hacha por ser lo que siempre fue, y por no hacer otra cosa que respetar su esencia o el Bosque por su genuflexia y comodidad, entendiendo  que renunciar a sus derechos y libertades era el módico arancel  a pagar a cambio del  confort de no esforzarse por mejorar, prefirió claudicar a todo, a cambio de unos mendrugos miserables.

La libertad tiene siempre un costo e implica esfuerzos, asumir responsabilidades y decisiones… siempre es más fácil y más cómodo vivir esclavos y sometidos como para que otros decidan por nosotros, que comemos, cuando comemos, cuando salimos de nuestras casas, cuando abrimos nuestros negocios, cuando estudian nuestros hijos.

Cambiando la metáfora les recuerdo  “pueblo de ovejas siempre será gobernada por lobos” 

Carlos Blas Hoyos

Comments

comments

Comenta aquí