NacionalesPolítica

Hubo acuerdo y el oficialismo accedió a iniciar el debate de la boleta única en una sesión conjunta

Ante la perspectiva de una “guerra de sesiones” mañana al mediodía en la Cámara de Diputados, finalmente el Frente de Todos y Juntos por el Cambio arribaron a un acuerdo salomónico: se realizará una única sesión en la que, como primer tema, se abordará el pedido opositor para que la Cámara baja inicie el tratamiento de la boleta única de papel y, posteriormente, se dará media sanción a otras tres iniciativas de consenso propiciadas por el oficialismo.

El acuerdo, que se selló esta tarde en el despacho del presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa, se concretó cuando la tensión entre oficialistas y opositores amenazaba con desatar un verdadero revuelo en el recinto. El oficialismo, contrario a debatir los proyectos de boleta única de papel, había llamado a una sesión especial para mañana a las 11 para tratar de impedir que la oposición, en una sesión posterior, avanzara en el tratamiento de la iniciativa.

Para ello propuso, como temario, tres iniciativas de consenso: los proyectos de regulación del cannabis medicinal; una prórroga del incentivo a la actividad de la construcción; y la declaración de interés público a la respuesta integral a la infección por el VIH.

Convencidos de que se trataba de una maniobra para boicotear su sesión, los opositores redoblaron la apuesta y hoy al mediodía propusieron que se realizase una única sesión que incluyera como primer tema la boleta única y, posteriormente, las iniciativas propiciadas por el Frente de Todos. Massa y Germán Martínez, jefe del bloque oficialista, accedieron: con la jugada de la oposición, difícilmente hubiesen podido reunir el quorum para su sesión de las 11 de la mañana. Su debilidad numérica hubiese quedado al desnudo.

La actividad de la Cámara baja continuó esta jornada
La actividad de la Cámara baja continuó esta jornada

Con este acuerdo salomónico, cada sector se lleva una tajada: la oposición, que no tenía los dos tercios de los votos necesarios para dar media sanción al proyecto sobre boleta única de papel -por cuanto no tiene el dictamen correspondiente- aprovechará la sesión para emplazar al oficialismo a que conforme las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia para que, en plenario con la Comisión de Presupuesto, emitan el dictamen correspondiente en un plazo breve de tiempo. El oficialismo votará en contra del emplazamiento; no está de acuerdo con la boleta única de papel como instrumento de votación en reemplazo de la boleta partidaria. Será una batalla perdida: el grueso de la oposición -salvo la izquierda- está de acuerdo con modificar el sistema. Por esa razón, más temprano o más tarde, el proyecto llegará al recinto para su debate por la presión opositora.

El acuerdo permitirá que todos lleven agua para su molino. El oficialismo podrá esquivar el mal rato de fracasar en reunir quorum para una sesión convocada a última hora con el solo objetivo de desactivar una jugada opositora. Además, se llevará la sanción de la ley de cannabis medicinal, mientras que las otras dos iniciativas -construcción privada y protección a los enfermos de VIH- tendrán media sanción.

La oposición, en tanto, logrará que el oficialismo active las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia, deliberadamente demoradas en su integración para evitar que los opositores impongan allí su agenda institucional. Al oficialismo le queda, como único consuelo, que presidirá ambas comisiones: Hernán Pérez Araujo presidirá la Comisión de Asuntos, mientras que el ultrakirchnerista Rodolfo Tailhade la de Justicia.

Finalmente la sesión se realizará a las 11:30; la mayoría de los bloques firmaron la nueva convocatoria salvo Pro. “No estamos de acuerdo con las picardías de Massa y de Martínez convocando a una sesión una hora antes de la nuestra con el solo propósito de boicotearla”, enfatizó el jefe del bloque, Cristian Ritondo. En rigor, los halcones de esa bancada estaban convencidos de que iban a contar con 130 voluntades en la sesión especial opositora para propinarle así un golpe político al oficialismo. Se quedaron con las ganas.

Comenta aquí