Política

Imputan por narcolavado a la sobrina de Gildo Insfran y a su marido

El fiscal federal Patricio Sabadini impulsó la acción penal contra Liliana Mabel Tijera Insfrán y Jabier Felimer Hebaristo Ávalos. Considera que montaron empresas y adquirieron bienes con plata proveniente del narcotráfico.

El responsable de la Fiscalía Federal de Resistencia, Patricio Sabadini, impulsó la acción penal contra Jabier Felimer Hebaristo Ávalos y su pareja, Liliana Mabel Tijera Insfrán, sobrina del gobernador Gildo Insfrán. Están acusados del delito de lavado de activos, en la hipótesis de que los imputados habrían convertido y aplicado el dinero proveniente del narcotráfico a la conformación de empresas y adquisición de bienes, con el fin de que el origen de los fondos adquiera la apariencia de lícito. En marzo de 2016, la Gendarmería Nacional tomó conocimiento sobre la existencia de una organización narcocriminal que trasladaba estupefacientes desde Paraguay, a través de las provincias de Chaco y Formosa, con destino a Mendoza y, presumiblemente, a Chile. Se realizaron distintas tareas de investigación que culminaron, el 14 de octubre de 2016, con el hallazgo de un camión, que era conducido por Carlos Daniel Ballar, de propiedad de la firma Santa Rita S.R.L., en cuya carga de zapallitos se encontraron ocultos 2.540,351 kilos de marihuana.

El procedimiento se realizó en la localidad formoseña de Laguna Naineck. La causa se conoció popularmente como “narcozapallitos”.
El representante del Ministerio Público Fiscal señaló también que se evidencia que Ávalos, Tijera Insfrán y las sociedades vinculadas a ellos una importante logística y “un considerable flujo de dinero y aplicación de fondos de presunto origen ilícito a través de la adquisición de bienes inmuebles, flotas de vehículos automotores y movimientos bancarios relacionada con un accionar dirigido a asignar un grado de apariencia de legalidad a bienes económicos obtenidos como resultado de actividades ilícitas”.

En el marco de esa investigación, se procesó por transporte de estupefacientes agravado por el número de partícipes a Abel Pity González (organizador), Damiana Gaona, Pedro Gustavo Muñoz (coautores), Wilson Guido González (partícipe necesario), Marcos Tomás Rolón, Jorge Miguel Medina, Nelso Ariel Baéz, Ever Rolando González y Braulio Rolón (partícipes secundarios). Asimismo, en relación a Ballar y Javier Felimer Evaristo Ávalos, se dictó su falta de mérito, la cual fue confirmada por la Cámara Federal de Apelaciones de la jurisdicción “sin perjuicio de recomendar a la instructora la profundización de la investigación de la causa”, consignó el sitio fiscales.gob.ar.

Crecimiento desmesurado

El fiscal Sabadini investiga el crecimiento económico desmesurado de este matrimonio que se dedica a la venta de hortalizas y verduras, una actividad que no deja grandes márgenes de ganancia. Lo que despierta sospechas de que Ávalos e Insfrán estén involucrados en el lavado de activos proveniente del narcotráfico.
El crecimiento patrimonial que ambos tuvieron en los últimos dos años, no se condice con sus ingresos, según indica un informe de la Unidad de Información Financiera (UIF). Ávalos e Insfrán poseen las sociedades Santa Rita y Favasa en el mismo domicilio, calle Juan Domingo Perón S/N, en General Belgrano, Formosa, a 150 kilómetros de la frontera con Paraguay.

Según un informe de la AFIP, durante 2015 Ávalos acreditó en sus cuentas bancarias $ 38.248.491, mientras que el año pasado los depósitos en su cuenta fueron de $ 31.677.090.

Ávalos figura inscripto en la AFIP como trabajador autónomo en la categoría T3, con ingresos estimados anuales por 25.000 pesos. Tijera Insfrán, que es socia de su marido en estas dos sociedades y creó otra firma llamada Miniprecios en marzo de 2009, tenía acreditaciones bancarias por $15.389.605 en 2015 y por $5.762.342 el año pasado. También está inscripta en la AFIP como trabajadora autónoma y en 2015 informó un ingreso gravado de 84.000 pesos. El fiscal pidió al Banco Central de Paraguay que informe sobre posibles cuentas radicadas allí por la pareja sospechosa. Eventualmente, en entidades radicadas en Asunción.
Ávalos e Insfrán obtuvieron ingresos por más de 91 millones con la supuesta comercialización de verduras y hortalizas y adquirieron nueve vehículos, varios de ellos de alta gama, como tres Toyota Hilux, un BMW X6 y una VW Amarok, además de cinco camiones Iveco y Ford.

Comments

comments

Comenta aquí