Política

Javier Caffa es el nuevo administrador general de la Dirección Provincial de Vialidad

Este miércoles 23, el ingeniero Javier Caffa, asumió como nuevo administrador general de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV).

Fue puesto en funciones por el ministro de Planificación, Inversión, Obras y Servicios Públicos el contador Daniel Malich, durante un acto llevado a cabo en esa repartición pública.

Caffa venía desempeñándose como jefe del Departamento Construcciones de la DPV y reemplazará al ingeniero Fernando De Vido, quien el pasado 18 fue designado como el nuevo director ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY).

En diálogo con la Agencia de Noticias Formosa (Agenfor) el funcionario dijo asumir el compromiso con alegría, optimismo y agradecimiento por la confianza depositada por el gobernador Gildo Insfrán.

Marcó dos desafíos para su gestión: sostener la red provincial de rutas pavimentadas y las obras de mitigación de crecidas del río Pilcomayo, para proteger a las comunidades criollas y aborígenes de la zona.

Caffa, quien se desempaña desde el año 2004 en la institución ocupando distintos cargos, recordó que como organismo “Avanzamos muchísimo en la consolidación de nuestra red provincial de rutas pavimentadas, mejoramos la red secundaria con estabilizados granulares, enripiados” y marcó como desafío “mantener esa red pavimentada, porque como sabemos las obras se construyen, y requieren un mantenimiento que significa recursos y trabajo permanente. Hay una planificación de intervención que hay que hacerla en toda la provincia”.

Río Pilcomayo

Sobre el río Pilcomayo y el ciclo de crecidas por las lluvias  en la alta montaña de Bolivia cuyas aguas al ingresar al territorio, son distribuidas equitativamente con el Paraguay, recordó que se trata de un río que además acarrea cuantiosos sedimentos.

“Por eso en forma constante el Estado a través de DPV viene ejecutando obras en las correderas, la consolidación de terraplenes de mitigación de crecidas para proteger a las comunidades criollas y aborígenes, pero hay que manejar esos sedimentos, con un trabajo constante” abundó.

Dijo que el trabajo posterior a cada riada es estudiar el lugar donde se van depositando los sedimentos y como escurren para no afectar a las comunidades, y por otro lado “asegurar que el agua que ingresa por el Pilcomayo, llegue al Bañado La Estrella, porque esto permite abastecer a todo el sistema hídrico y atravesar estos años de sequía como ahora y el año pasado con la disponibilidad de agua dulce a través de sistema de canales que derivan a cada uno de los reservorios”.

Caffa agradeció al ingeniero De Vido por todos los años de servicio al frente de Vialidad: “Él nos mostró los lineamientos, nos inculcó la dedicación, el esfuerzo, su capacidad de gestión y de conducción, siempre sin descanso, estando en todas las emergencias al frente. Es un ejemplo como trabajador y funcionario público por su honestidad y compromiso con la comunidad” subrayó.

Comenta aquí