DestacadasPolítica

Julieta González exigió la normalización del IASEP y el fin de la apropiación del dinero de los trabajadores, que derivó en una cruel e inhumana estafa social

Julieta González denunció el visceral e inhumano estado de estafa y abandono, y del cruel atentado contra la salud pública de la que son víctimas los afiliados de la principal obra social de los empleados públicos de la provincia (IASEP), que son obligados rehenes de una obra social que les descuenta automáticamente las cuotas de sus sueldos, por servicios que no prestan.

La salud no es cuestión de Estado en Formosa. Que no mientan más, la salud de los formoseños no es prioridad de esta administración corrupta, insensible y perversa que vacío un ente autárquico, y se apoderó de los fondos de una obra social que no les pertenece, y que debe ser administrada por los trabajadores. El Gobierno provincial no puede tener intervenido 28 años una obra social, que es de los trabajadores y no del poder político, reprochó Julieta González.

Los trabajadores del emirato formoseño, donde los únicos privilegiados son los funcionarios que atienden su salud en los modernos sanatorios de la Capital federal, donde no van en tren sino en avión pagado por lo contribuyentes, mientras que los estatales formoseños no pueden elegir u optar por la obra social donde hacerse atender, Gildo Insfran no solo les impide elegir a los administradores de su obra social, sino los condena a ser estafados por una intervención que le roba los aportes por servicios que no prestan y atención que les niegan, cuestionó.

Y, la democracia participativa?

Gildo Insfran se hace el que se olvida, que la manda preambular de la constitución provincial establece una democracia participativa, que impone que los organismos autárquicos, cuyos destinos deben ser regidos por los representantes de los actores y sectores que la componen, no por quién designe democráticamente como interventor el gobernador de la provincia, objetó.

En el caso del IASEP su funcionamiento se nutre del aporte de los afiliados, por lo tanto el gobierno no tiene por qué apropiarse de dineros que no le pertenece. El directorio del IASEP debería constitucionalmente ser nominado por lo trabajadores estatales. El gobierno no tiene nada que hacer en la Obra Social, los fondos le pertenecen a los afiliados. Por lo tanto el gobernador lo que debe hacer normalizar y garantizar la integración de la conducción del IASEP, como manda la constitución, lo demás son todas mentiras y patrañas del relato infame del gobierno jurásico de Gildo Insfran, condenó Julieta González.

Ese es “El Modelo Formoseño”, todo para ellos, nada para la gente ni para los prestadores de salud que solo quieren cobrar en tiempo y forma por los servicios que prestan, aseguró.

El intervenido IASEP dejó de prestar los servicios esenciales que debería prestar, pero puntualmente le descuenta todos los meses los aportes de los afiliados, que no sabemos dónde van parar, negándoles inhumanamente los servicios de salud a las familias formoseñas, significó Julieta.

Una Estafa. Un Robo, un atentado contra la salud pública, por el que deberán rendir cuentas en la justicia y en las urnas, vaticinó.

 

Comments

comments

Comenta aquí