NacionalesPolítica

La Ciudad de Buenos Aires y Mendoza se le plantaron a Nación y seguirán con clases presenciales, Santa Fé y Entre Ríos suspenderán en algunos distritos

Este lunes las 2.359 unidades educativas ubicadas en la Ciudad de Buenos Aires abrirán sus puertas pese al último DNU firmado por el presidente Alberto Fernández que ordenó seguir con las escuelas cerradas. Mientras, desde el gobierno porteño y el nacional esperan que dentro de las próximas 48 horas la Corte Suprema se expida sobre la presentación judicial que impulsó a Ciudad en la que reclama reclama que se reconozca su autonomía para determinar en materia educativa.

Los próximos dos días serán decisivos, según los plazos que manejan en el gabinete de Horacio Rodríguez Larreta. Sostienen que entre lunes y martes el máximo tribunal terminaría definiendo.

La Ciudad insiste con su potestad para determinar bajo qué modalidad se dictará la educación en su jurisdicción pese a que el viernes pasado el Presidente emitió otro decreto cerrando las escuelas del AMBA hasta el 21 de mayo.

Con la definición de la Corte aún en espera, Fernández anunció que pedirá que el Congreso saque una ley que le de el poder a las provincias y al propio Gobierno para tomar decisiones ene l marco de la pandemia. Podría ser ese el camino que le evitaría a la Corte arbitrar en el conflicto a futuro. Pero los plazos de la presentación judicial de la Ciudad ya están corriendo.

Carlos Zannini, procurador del Tesoro, pidió el lunes pasado a última hora que se desestime el amparo presentado por el Procurador General de la Ciudad, Gabriel Astarloa quien había objetado el DNU anterior, al considerarlo “inconstitucional”, “arbitrario” e “irrazonable”.

Después el máximo tribunal, le dio tres días al Procurador General, Eduardo Casal para que opine al respecto. El jueves por la tarde firmó el dictamen que sostenía que el Gobierno nacional careció de buenos fundamentos para justificar el cierre temporal de las escuelas. Por tal motivo, consideró inconstitucional el Decreto que abrió el debate.

Pero el mismo caducó el viernes cuando entró en vigencia el nuevo DNU con igual medida: un cierre temporal de las escuelas por considerar que podrían ser foco de contagio e incrementar los casos poniendo en riesgo el sistema sanitario.

La posición del gobierno porteño fue la misma, mantener los establecimientos educativos abiertos pero con un riesgo, no cuentan con amparo jurídico en esta ocasión. Aguardan así, que la Corte sea quien ordene el escenario y reconozca la autonomía de la Ciudad para administrar y decidir sobre las escuelas bajo su órbita y que nuclean a 600.000 alumnos.

Durante una reunión virtual que hubo el sábado por la tarde, como contó Clarín, la Ciudad y sus asesores letrados analizaron como resguardo, la posibilidad de ampliar los términos del primer amparo ante el máximo tribunal que ya se encuentra en término para resolver.

La discusión es que el amparo sobre el cual debe expedirse la Corte, ya no se encuentra vigente con lo cual podría considerarse abstracto el planteo. Sin embargo, al referirse sobre la autonomía de la Ciudad, en el entorno de Rodríguez Larreta, consideran que podría ser suficiente para poder garantizar las clases presenciales.

Para evitar un planteo que por abstracto desestime resolver sobre la discusión, es que la Ciudad no descarta acudir nuevamente ante la Corte Suprema con argumentos que abarquen los términos del nuevo DNU y los datos epidemiológicos que maneja el ministro de Salud porteña, Fernán Quirós en los que se amparan para continuar con el dictado de clases de forma presencial.

En la Corte hubo un primer intento de emitir una resolución el viernes pasado, pero los ministros decidieron esperar que entre en vigencia el nuevo DNU. Los asesores de Larreta analizaron si debían iniciar nuevamente todo el circuito judicial o aguardar un pronunciamiento por parte del máximo tribunal. Eligieron la segunda opción.

La situación es por demás compleja, admiten fuentes judiciales, todo lo que pueda resolver la Corte como máxima autoridad en materia jurídica “sienta precedente, es jurisprudencia que se aplicará a futuro en otras circunstancias”, admiten.

El calendario que manejan en el equipo de Larreta, marca como plazos claves hasta el martes como instancia para conocer la decisión de los cortesanos, entre tanto siguen sosteniendo que el fallo de la justicia porteña que obligó al gobierno de la Ciudad a garantizar la apertura de las escuelas, no dictaminó sobre plazos “sino sobre la acción misma del dictado de clases de forma presencial”, sostuvieron fuentes porteñas. Analizan la situación y todas las posibilidad, porque la pregunta recurrente es qué los ampara ante el nuevo DNU para abrir el lunes las escuelas.

Comments

comments

Comenta aquí