DestacadasNacionalesPolítica

La Corte anuló el fallo del juez GildoKirchnerista que aplicando la doctrina «Arroquigaray» había intentado frenar la integración del Congreso en la Magistratura.

“Se alzó de manera flagrante y directa contra un pronunciamiento firme de este Tribunal”, advirtió.

El máximo tribunal cuestionó con dureza al exjuez federal de Formosa Daniel Alonso que ahora desde Paraná aferrado a la doctrina feudal «Ceferino Arroquigaray» con la cuál en 1999 un juez ordinario de primera instancia ordenó detener al presidente del Superior Tribunal de Justicia de Formosa Carlos Gerardo González, para facilitar la inconstitucional reelección indefinida del gobernador Gildo Insfran, y en esta instancia con la misma arbitrariedad emitió una precautelar que impidió al Congreso nombrar representantes para trabar la conformación del Consejo de la Magistratura que tanto preocupa a Cristina Fernández de Kirchner.

El magistrado se alzó de manera flagrante y directa contra un pronunciamiento firme de este Tribunal pretendiendo imposibilitar su cumplimiento”, sostuvo la Corte en su fallo»

La Corte Suprema de Justicia de la Nación declaró hoy nulo todo lo que hizo el juez federal de Paraná Daniel Alonso por haber frenado la designación de dos representantes del Congreso de la Nación en el Consejo de la Magistratura. El magistrado se alzó de manera flagrante y directa contra un pronunciamiento firme de este Tribunal pretendiendo imposibilitar su cumplimiento”, sostuvo la Corte en su fallo».

El máximo tribunal señaló que Alonso actuó “con una notoria ignorancia del derecho vigente y de los precedentes de este Tribunal” y le ordenó que archive el amparo que inició el diputado del Frente de Todos Marcelo Casaretto. También la Corte le informó su resolución al Consejo “a fin de que evalúe la conducta del magistrado”.

La resolución de la Corte, que lleva la firma de los jueces Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Carlos Rosenkrantz, se dictó horas después de una primera en la que el máximo tribunal puso en vigencia el nuevo Consejo de 20 miembros, con Rosatti como presidente del cuerpo y ordenó la jura de sus nuevos integrantes. El efecto inmediato es que ahora el Congreso no tiene ningún impedimento legal para designar a sus representantes en el Consejo, el órgano encargado de la selección y acusación de magistrados nacionales y federales y de la administración del Poder Judicial.

Tanto este fallo como el que asumió la Corte la conducción del Consejo no contó con la firma de Ricardo Lorenzetti porque el 30 de marzo solicitó y recibió la autorización de sus otros colegas del tribunal para participar -del 18 al 22 de abril- de la conferencia “Culture and Law”, a cargo de la International Academy of Comparative Law y la Mexican Center of Uniform Law, como así también para un encuentro sobre nuevo constitucionalismo y medio ambiente. La solicitud fue enviada y aprobada el mes pasado, mucho antes de que los acontecimientos en torno al Consejo de la Magistratura tomaran el rumbo que tomaron, con la resistencia del kirchnerismo de aceptar el fallo de la Corte y el fallo polémico de un juez en Paraná.

La licencia al juez de la Corte, Ricardo Lorenzetti, autorizada por la Corte Suprema el 30 de marzo. La licencia al juez de la Corte, Ricardo Lorenzetti, autorizada por la Corte Suprema el 30 de marzo.

El juez Alonso dictó la semana pasada una medida precautelar en la que le ordenó a Cristina Kirchner, como presidenta del Senado, y a Sergio Massa, como titular de Diputados, que se abstengan de designar a los dos representantes del Congreso en el Consejo. Fue a pedido del diputado Casaretto que inició un amparo para que se ordene al Poder Legislativo dictar una ley para crear un nuevo Consejo y que no se integre con 20 miembros.

La decisión fue cuestionada por la oposición porque contrariaba una resolución de la Corte Suprema, última instancia judicial, que en diciembre del año pasado había declarado la inconstitucionalidad del Consejo y ordenó una nueva integración, lo que ahora Alonso frenaba. El Colegio de Abogados de la ciudad de Buenos Aires se presentó en la Corte y pidió que se anule lo que hizo el juez de Paraná.

Los jueces de la Corte SupremaLos jueces de la Corte Suprema

Y eso resolvió hoy la Corte en duros términos contra el juez. “Esta Corte advierte que el magistrado a cargo del Juzgado Federal n° 2 de Paraná actuó con ostensible ausencia de jurisdicción, creando sin fundamento alguno el título para justificar su competencia e irrumpir de manera absolutamente irregular en la ejecución de la sentencia firme dictada por este Tribunal”, sostuvieron Rosatti, Maqueda y Rosenkrantz.

Así, los magistrados entendieron que Alonso se alzó contra un fallo de la Corte. “Este alzamiento contra el Máximo Tribunal del país conlleva un grave desconocimiento de la superior autoridad de la que esta Corte está institucionalmente investida y, necesariamente, implica un acto que en sí mismo atenta contra una de las piedras basales del orden establecido por la Constitución Nacional”, fustigó la Corte.

Por esa situación, el máximo tribunal entendió que podía “tomar conocimiento del asunto y a adoptar las medidas necesarias para desmantelar toda posible consecuencia que pretendiera derivarse de actuaciones judiciales deformadas”. Y bajo esa línea dijo que la causa “carece de validez desde su promoción”, por lo que declaró su nulidad de la causa y le ordenó a Alonso que archive el expediente.

La consecuencia directa es que ahora el Congreso no tiene ningún reparo legal para designar a sus representantes en el Consejo. Si queda la disputa política. La oposición pidió que sean designados el senador Luis Juez y la diputada Roxana Reyes. Eso debe tener el aval de Cristina Kirchner y de Massa que como titulares de la cada Cámara deben firmar los pliegos de nombramiento.

La jueza Agustina Díaz CorderoLa jueza Agustina Díaz Cordero

“Que, finalmente, este Tribunal no puede dejar de advertir que el magistrado actuante -con una notoria ignorancia del derecho vigente y de los precedentes de este Tribunal- ha dado trámite a una acción promovida por quien manifiestamente carece de legitimación activa tanto en su carácter de ciudadano y, en consecuencia, se ha pronunciado fuera de un caso contencioso que pueda autorizar la intervención del Poder Judicial”, concluyó la Corte, que le informó al Consejo sobre la actuación del juez para que analice si cometió mal desempeño de sus funciones.

Desde hoy el Consejo tiene 20 integrantes. A sus actuales 13 se suman Rosatti, la jueza Agustina Díaz Cordero, las abogadas Jimena de la Torre y María Fernanda Vázquez, y se espera la designación de la académica Pamela Tolosa. Resta el nombramiento de los dos representantes del Congreso.

La Corte dijo que el Consejo puede funcionar a la espera de la llegada del diputado y del senador y dispuso tomarle juramento a los integrantes ya designados, entre ellos el propio Rosatti. Para eso el máximo tribunal debe fijar un día y un horario. Los jueces de la Corte dijeron que el Consejo debe seguir funcionando de manera inmediata.

Comenta aquí