Política

La Nación: Insfran llamó Sanguijuela a productor que propuso financiar que 25.000 personas vuelan a votar en Formosa

Francisco Paoltroni ofreció pagar los pasajes a quienes son de Formosa pero viven en otras provincias y desean volver para votar el 14 de noviembre. En Gobierno provincial financia que 20 mil paraguayos vengan a votar cada dos años a cambio de planes sociales.

“Infiltrado, sanguijuela”, son algunos de los calificativos que utilizó días atrás en un acto público el gobernador formoseño Gildo Insfrán para referirse al productor agropecuario Francisco Paoltroni que, tras las PASO, puso en marcha un plan de “repatriación” de unos 25.000 provincianos para que voten el 14 de noviembre próximo. Estima que todos lo harán en contra del gobernador actual.

La movida de Paoltroni propone pagar de su propio bolsillo los pasajes a formoseños que se encuentran en distintas regiones del país y que quieren votar en su provincia pero se encuentran impedidos de hacerlo por razones económicas.

Todo comenzó luego de las primarias con un pedido de relevamiento a una consultora cordobesa para que sondee cuántas personas se habían ido de la provincia en busca de mejores condiciones laborales. “El número fue elocuente. Según el estudio, en los últimos 30 años se fueron 120.000 personas, de las cuales 25.000 que, domiciliadas en la provincia, tienen la voluntad de venir a votar pero por falta de recursos no pueden hacerlo”, dijo a LA NACION el productor.

Leyó una y otra vez el número y tomó una decisión: hacerse cargo de los gastos de traslado de aquellas personas que quieran votar. “Lo pensé varias veces hasta que por fin me embarqué en esto. Fue un quiebre mental”, detalló.

Los cerca de 200 millones de pesos que le sale el plan para Paoltroni tiene un solo sentido: ”Un futuro mejor y terminar por fin con el atropello a los ciudadanos por parte del gobierno provincial me cuesta unos 2500 novillos, pero no me importa. Esto es para que el día de mañana no sean mis tres hijos quienes se vayan de este lugar por falta de oportunidades”.

Concentrado en ese objetivo, pidió ayuda a comunicadores para tener redes sociales, de las que nunca había participado; armó un call center para que los coterráneos llamen y coordinar los viajes, y empezó a generar material para difundir “la patriada”.

“Están nerviosos los funcionarios de acá y por eso me atacan. Me invitan a retirarme porque se creen dueños de la provincia y no toleran al que piensa distinto. Yo no soy político pero si quiero que las cosas cambien de verdad. Hay que estar convencido de que es posible un cambio rotundo”, afirmó.

Según la mirada del productor, la provincia tiene un enorme potencial productivo pero nadie quiere invertir porque no existen las garantías jurídicas: “Acá comprás los derechos de posesión de un campo, pasan los años y no tenés el titulo de propiedad. Además, la mitad de las tierras son fiscales y pasás a depender de que el funcionario tenga ganas de firmarte los títulos”.

Paoltroni no es formoseño pero hace 13 años que vive, invierte, produce y genera trabajo en esa provincia. “El gobernador tiene razón no he nacido aquí pero he elegido este lugar para invertir y producir. Él sabe lo que generó: 50 puestos de trabajo de manera directa y más de 100 de forma indirecta”, apuntó.

Paoltroni es bonaerense. En 1920, su abuelo recién llegado de Italia se instaló en la zona rural del partido bonaerense de General Alvear para trabajar en un campo. Allí nació, creció y estudió en una escuela primaria rural y luego en un agrotécnico de Saladillo, como pupilo. Con el tiempo, su abuelo pudo comprar unas pocas hectáreas de campo que lo heredó su padre.

El productor agropecuario acompañado con parte del personal que trabaja en su establecimiento
El productor agropecuario acompañado con parte del personal que trabaja en su establecimiento

En el 2001, en plena crisis económica del país y con un campo totalmente endeudado, con 20 años decidió dejar sus estudios de agronomía e instalarse solo en el campo para tratar de sacarlo adelante. Sembró y con el boom de los precios de los granos, “pudo poner un pie en lo firme”.

Su espíritu emprendedor lo llevó a conocer el norte argentino, donde para él “estaba el futuro de la ganadería”. En 2005, hizo un viaje a conocer Formosa y sintió que “era su lugar en el mundo”.

Pero el quiebre para tomar la decisión de instalarse definitivamente en el norte fue cuando el 8 de marzo del 2006, el presidente Néstor Kirchner cerró las exportaciones. “Esto nos van a hacer pedazos de nuevo, pensé. Me voy al norte como representante de una consignataria, le dije a mi gente”, detalló. Así fue que ese año pisó suelo formoseño y nunca más se fue.

Luego del 14 de noviembre, Paoltroni ya planea dar más pasos: crear un partido nuevo llamado Libertad, Trabajo y Progreso (LTP) y presentarse como candidato a gobernador en 2023.

Comenta aquí