DestacadasPolítica

La odisea de formoseños en el ingreso de Mansilla. Varados, abandonados y sin respuestas del Gobierno provincial

Otra vez la improvisación, la soberbia y la falta de solidaridad del Gobierno provincial hace que formoseños que pretenden ingresar a su provincia tengan que estar a la intemperie y soportando condiciones muy difíciles en la localidad de Lucio V. Mansilla. El trato con gendarmes y policías no es el mejor.

Para algunas personas el ingreso ordenado y administrado a Formosa siendo oriundos de la provincia se volvió un verdadero infierno.

7 personas están cumpliendo su tercer día de «restricción» en el control de Mansilla, al padre de uno de ellos que fue a verlo en un primer momento no lo dejaron hablar ni entregarle cosas que le llevó. Ante la insistencia lo dejaron. Están sin un lugar adecuado para cobijarse con el frío que hizo ayer sin baños, no le permiten ingresar al pueblo para alojarse, sin comida, consiguieron que un vendedor ambulante les venda unos sandwichs y agua.

Presentaron el pedido de ingreso al gobierno de la provincia pero que no fue contestado. No tienen plata para comer, ni lugar donde dormir, ni agua para tomar.

También se quejaron del maltrato de los gendarmes y policías que están en los controles. Son familias completas con sus hijos que pasan interminables horas a la vera de la ruta.

Nuevamente la falta de asistencia del estado no toma en cuenta que se trata de personas que necesitan de lo mínimo para poder resguardarse del sol o la lluvia.

Una de las familias está hace tres días y no les han hecho ningún tipo de control, no saben donde acomodarse y tuvieron que soportar la última tormenta a la intemperie.

La psicosis respecto del coronavirus hace que ni los vecinos ni el municipio o el propio gobierno se acerque o les acondicione por lo menos un lugar decente para esperar.

Se fueron en busca de trabajo vuelven desocupados. Hace tres días esperan para poder entrar a la provincia y cumplir la cuarentena para volver a sus casas. El Modelo Formoseño no les da respuestas

No tienen donde dormir, no tienen respuesta del gobierno provincial, no tienen asistencia de ningún tipo, no tienen dinero porque han perdido sus trabajos en otros lugares del país.No les han hecho ningún hisopado y han tenido que soportar la tormenta pasada donde podían.En las últimas horas nuevamente con pronóstico de tormentas además tienen que soportar un trato que no es el mejor con gendarmes y policías

La frontera de Formosa en General Lucio V. Mansilla donde los formoseños que quieren ingresar y quedan varados por días, se asemeja a lo que sufren desterrados y exiliados de ningún lugar.

Depués de más de cuarenta días de cuarentena no hay opciones en Mansilla para poder contener de alguna manera a los formoseños que ya se encuentran en el lugar para que no tengan que pasar por lo que están pasando.Nuevamente una situación que ya había sido denunciada en la escuela de cadetes respecto de la conducta de quienes deben velar por la seguridad pública deja mucho que desear.Si bien estas personas deben cumplir la cuarentena respectiva e ingresar a la provincia con un permiso otorgado por la provincia, el gobierno debería ocuparse de que no pasaran días enteros sin tener donde refugiarse proveyendo de alguna manera de un refugio en un sitio donde puedan estar hasta tanto se resuelva su situación.

Fuente: Vía Pais, El Comercial, El Federal Noticias

Comments

comments

Comenta aquí