Política

La oposición impulsa aporte no reembolsable a producciones afectadas por altas temperaturas, sequías e incendios

Los diputados provinciales Juan Carlos Amarilla, Gabriela Neme, Adrián Bogado, Osvaldo Zárate, Miguel Montoya, Agostina Villaggi, Carla Zaiser, Enrique Ramírez; Noelia Luna y Patricia Arguello presentaron este martes un proyecto de ley para otorgar un aporte no reembolsables a productores cuya actividad fue afectada por altas temperaturas, sequías e incendios.

Para acceder al beneficio el perjuicio causado debe ser igual o mayor al cincuenta por ciento de la capacidad de producción, explican en los fundamentos del proyecto. Los autores expresaron que este proyecto es el resultado de reuniones con entidades representativas del sector productivo de la provincia de Formosa.

Allí manifiestan que en el sector agrícola de los departamentos Pilcomayo y Pilagá “nos consta que han tenido una afectación real en su capacidad de producción que van del 70 y hasta el 100 por ciento inclusive”.

Informan que esos datos surgen de un documento de la Federación Agraria Argentina Filial Naineck que los ha entregado debidamente firmado en una asamblea de productores a la que todos los bloques la Legislatura fueron invitados.

Añaden que “las graves consecuencias de estas enormes pérdidas repercuten de manera directa en estos dos departamentos en unas dos mil familias de pequeños y medianos productores estando en juego el propio sustento alimentario de cada uno”.

Las producciones afectadas fueron la banana, mandioca, batata, maíz, cucurbitáceas, cítricos, hortalizas, verdeos, melón, aguacate, algodón, enumeraron.

Asimismo, resaltaron que en el caso de la banana que es la principal actividad agrícola de esta zona viene padeciendo situaciones adversas desde el año 2020 (sequía, tormentas, granizos, heladas e incendios).

“En cuanto a la afectación en general de la producción formoseña por sequía e incendios desde enero a febrero, hay unas 350 mil hectáreas afectadas”, cuantificaron.

En ese sentido señalan que “de los siete millones de hectáreas con aptitud agrícola-ganadera, un millón trescientos mil son pastizales. En su mayor parte fueron estos últimos los más afectados. El monte no sufrió mayor daño por incendio”.

“Por sequía e incendios existe un escenario de ausencia de pastura para los animales. Hubo mortandad y lo seguirá habiendo porque de estos factores y otros tantos de los últimos cinco años, han ido progresivamente empeorando las condiciones generales de productividad y requieren ayuda estatal urgente”, advierten.

En el marco específico de la ganadería, los legisladores y legisladoras de los bloques de la oposición afirman: “hemos podido compartir una reunión con dirigentes ruralistas que nos han descripto con claridad meridiana la situación que padece el sector. Por tal motivo las medidas aquí propuestas tienen que ver con demandas recibidas de manera directa de los propios afectados”.

“Creemos, que además de los beneficios propuestos en esta iniciativa, se debe poner a disposición de los productores créditos a tasas “cero”, es decir subsidiadas por el estado provincial, que no debe atenerse a las medidas nacionales únicamente sino debe hacer su propio aporte, mediante un fondo fiduciario, abrir la inscripción de beneficiarios, como lo está haciendo el gobierno de la Provincia del Chaco”, subrayan.

Asimismo, consideran que otra medida de ayuda directa a la producción conforme al inminente inicio de la campaña contra la aftosa podría ser subsidiar la vacunación del presente año. “El costo actual de la tarea de vacunación y la propia vacuna es de $ 300 por cada ganado lo que implica una erogación para el productor de $ 450.000.000”, precisaron.

Comenta aquí