Política

La prórroga de la “eterna” Ley de Emergencia Económica marca el fracaso de la gestión económica de Gildo Insfrán  

Desde hace 17 años la provincia de Formosa, pese al grandilocuente relato oficial, está declarada en “Emergencia Económica y Financiera”: no puede ser ejecutada judicialmente por sus acreedores. Ayer en la sesión extraordinaria de La Legislatura provincial, a solicitud del Gobierno y con la mayoría automática del FdV, se prorrogó la vigencia de la Ley dos años más y regirá desde el 2001 hasta el 2020.

La Legislatura formoseña se reunió el jueves en sesión extraordinaria para tratar –con las llamativas ausencia de los diputados Adrián Bogado y Alejandra Andraus- exclusivamente temas puntuales enviados por el Poder Ejecutivo Provincial, entre ellos la prórroga de la “eterna” Ley de Emergencia Económica que es un blindaje del gobierno de Gildo Insfran, para no afrontar sus responsabilidades, y eludir interminablemente las deudas y los juicios que tiene en su contra el Estado provincial.

NO PAGAN LOS JUICIOS Y PATEARON LA DEUDA PÚBLICA A 30 AÑOS

La Ley que era una excepción viene inexplicable e injustificablemente siendo prorrogada desde el 2001, por un gobierno local que se desgarra las vestiduras hablando de ”décadas ganadas”, de prolijidad administrativa, del éxito de “El Modelo”, de “economía, saneada”, superávit fiscal y equilibrio financiero. Todo Mentira.

La verdad es que Infran pateó la totalidad de la deuda pública provincial (1593 millones de dólares) para 30 años para adelante, dejando el problema para las generaciones futuras y por el otro con la eternidad de la Ley de Emergencia Económica no paga los juicios que tiene en su contra. Así es fácil: trasladó la gigantesca deuda para que paguen los nietos de otros, y llevará 19 años sin pagar sus deudas, ni obligaciones, ni afrontar los juicios perdidos que tiene en contra del Estado.

MÁS SUPERPODERES PARA INSFRAN

Pese a que la coparticipación creció en orden del 30% para Formosa, y que el gobernador coparticipa solo el 8% a los municipios, lo que le permite tener 500 mil millones en una cuenta del Banco Central, Insfrán necesita imperiosamente la Ley de Emergencia que impide las ejecuciones judiciales contra la administración de su gobierno, lo que le permite pagar a quién quiere y lo que quiere sin que nadie lo pueda reclamar judicialmente. El Estado provinicial no puede ser obligado a pagar lo que debe, pero el Estado si puede ejecutar a sus contribuyentes y comerciantes.

Esta Ley sumada a la “inconstitucional” transferencia de los podres legislativos en manos del Gobernador, le otorgan la “suma del poder público” y le permiten a Gildo Insfrán manejar la economía y los recursos de los formoseños, a su antojo sin rendir cuentas ni informar de nada a nadie.

Comments

comments

Comenta aquí