Sin categoría

La rica juventud y la “humilde” madurez chocan en la final

 967 total views,  2 views today

La juventud contra la experiencia. Un equipo valuado en cifras desorbitantes contra otro, en ese aspecto, mucho más humilde. Una selección ubicada dentro del top ten del ranking FIFA, frente a otra que marcó el récord de ser la de peor posición en esa tabla en llegar a una final del mundo. Esos serán, como mínimo, tres de los duelos que se verán en la final del Mundial, mañana a las 12, cuando se enfrenten Francia y Croacia en el Estadio Luzhniki de Moscú.

El punto de la experiencia puede jugar un rol fundamental en esta clase de partidos, en los cuales la presión se hace sentir y mucho. De todos los equipos que avanzaron a los octavos de final, instancia a la que muchos marcan como el verdadero comienzo de la Copa del Mundo, el conjunto galo es el que tiene el promedio de edad más bajo con 25,5 años. A pesar de la juventud, los partidos no parecen haberle pesado en absoluto a los dirigidos por Didier Deschamps, que nunca necesitaron más de 90 minutos en el camino a la final.

Por su parte, Croacia tiene un promedio de edad de 27,5, poco más de dos años superior al de los franceses. A pesar de que esto puede llegar a jugarle a favor y brindar tranquilidad en determinados momentos de un partido que es, ni más, ni menos, que el más importante del mundo, también podría ser un arma de doble filo. Y es que los balcánicos vienen de jugar tres alargues consecutivos y, en caso de que la final se extienda a 120 minutos, lo años podrían pasarles factura.

Si bien adentro del campo de juego la cotización de cada jugador queda completamente de lado, el valor de una y otra selección evidencia de manera clara la cantidad de figuras que hay de uno y otro lado. Según el sitio Transfermarkt, la Selección de Francia es la más cara del mundo y está muy cerca de triplicar el valor del equipo croata. 1.190 millones de dólares contra 425 millones de dólares. Sólo la cotización de Kylian Mbappe, Antoine Griezmann, Paul Pogba, Raphael Varane y Samuel Umtiti superan el valor de los 23 dirigidos por Zlatko Dalic.

Por último, otra de las tantas diferencias que hay entre estos dos finalistas europeos es el ranking FIFA. Mientras que Los Azules están dentro de los diez mejores equipos del mundo, ocupando la séptima colocación en la tabla (por detrás de Alemania, Brasil, Bélgica, Portugal, Argentina y Suiza), los croatas apenas ocupan el último escalón del top 20. Esto marcó un precedente histórico, ya que Luka Modric y compañía se convirtieron en la selección de peor posición en el ranking FIFA en llegar a una final de un Mundial.

A pesar de todas las disparidades señaladas, cuando mañana al mediodía Néstor Pitana marque el inicio del partido, las estadísticas y los números desaparecerán. Sólo serán 11 contra 11, en igualdad de condiciones, luchando por ese trofeo que concede la gloria eterna: la Copa del Mundo.

Comments

comments

Comenta aquí