Política

La situación humanitaria de los 40 formoseños abandonados hace 20 días en el Chaco es desesperante, la Cámara Federal dio competencia al Juez Morán

Desde hace 20 días, 40 formoseños que llegaron hasta límite provincial, con permisos de la mesa del COVID19 del Gobierno de Formosa, que luego les fuera suspendido con la explosión de los contagios por el amontonamiento en el Juan Pablo II, quedaron varados a la vera de la Ruta Nacional 11 en la localidad de Puerto Eva Perón, en el límite con Lucio V. Mansilla, esperando en la intemperie que el gobierno de Gildo Insfran se digne a renovarles la autorización para sus ingresos a la provincia.

Ni el gobierno de Capitanich, ni la policía, ni la justicia del Chaco quieren saber más nada de esta situación de abandono inhumano del gobierno de Formosa, en Mayo el gobierno del Chaco luego de 20 días de abandono se tuvo que hacer cargo de 39 formoseños, entre ellos un niño de 5 años que llevaban varios días a la interperie esperando un permiso que nunca llegó, y por razones humanitarias tuvieron auxiliarlos, trasladarlos y alojados en la Escuela de la Familia Agrícola de La Leonesa.

Luego de ese lamentable abandono del gobierno de Formosa funcionarios policiales de Chaco y Santa Fe, y de Gendarmería Nacional se reunieron en Florencia (frontera entre Santa Fe y Chaco) para unificar criterios y decidieron no permitir el tránsito de ciudadanos formoseños con destino a Formosa que no cuenten con el permiso correspondientes.

Ahora tenían permiso de ingreso, pero tampoco

Estás 40 personas tenían su correspondiente permiso de ingreso a la provincia, pero cuando estaban viajando estalló en un centro de alojamiento lo que el Juez Fernando Carbajal quiso evitar.

Y, el Gobierno de Formosa optó por la más fácil cerrar sus fronteras, cancelar las autorizaciones y suspender los ingresos, dejándoseles nuevamente un problema humanitario de 40 formoseños que atender al gobierno del Chaco, que con el tema de la pandemia ya tiene suficientes problemas propios que atender, como para hacerse cargo de los temas que el gobierno de Gildo Insfran, irresponsable e inhumanamente desatiende.

El Jefe de Policía del Chaco imploró que el Gobierno de Formosa se haga cargo de la situación desesperantes de sus comprovincianos abandonados

El jefe de la Policía de Chaco, comisario general Fernando Romero, pidió “por favor” al gobierno de Formosa que deje ingresar a los 40 formoseños que están varados en Puerto Eva Perón en una entrevista realizada en el programa El Mirador por Radio Uno.

“Los 40 formoseños viven de manera inhumana a la vera de la ruta en Chaco. Le pedimos encarecidamente al gobierno que deje que esa gente haga cuarentena en su casa o en un lugar que acondicionen”, declaró Romero.

Indicó que desde la Policía le brindan sus instalaciones para que puedan asearse pero la mayoría vive en carpas improvisadas, mientras que la comida es donada por el gobierno de Puerto Eva Perón.

El comisario sostuvo que dialogó con el jefe de la Policía de Formosa, Walter Arroyo, quien respondió que hasta el momento no tienen lugar para hospedar a los 40 formoseños.

“Esta gente vino con su respectivo permiso pero luego cortaron el ingreso cuando se confirmaron los primeros casos de coronavirus en Formosa y quedaron varados. Si hubiesen tenido coronavirus, la enfermedad ya se habría manifestado”, cerró.

El Juez Morán se quiso lavar las manos y la Cámara Federal lo declaró competente para resolver

Los formoseños se sienten «abandonados por el Gobierno» y buscan auxilio de la justicia para poder pasar por el control y cumplir la cuarentena, pero como la presión autoritaria del Gobierno provincial sobre la justicia es inmensa y arrolladora, la asistencia judicial también se demoró, y el juez Federal de Formosa Pablo Morán ante la presentación de Habeas Corpus, quiso sacarle el cuerpo a las balas feudales y evitarse una presión gigantesca y se declaró incompetente, pero la Cámara Federal lo declaró competente y ahora en forma urgente debe convocar a una audiencia hoy y resolver “con la mayor celeridad posible” como lo solicitó la Cámara.

Mientras tanto hay formoseños que están abandonados a su suerte y con una asistencia humanitaria de la provincia del Chaco que les acerca agua, les permite el uso de sanitarios pero que a su vez les explica que no pueden entrar al pueblo por la cuarentena. Los protagonistas denunciaron que llegaron con permisos y a pesar de enterarse en la frontera con la provincia que suspendieron los ingresos, el día de ayer un colectivo de larga distancia ingreso delante de sus ojos como si nada.

El abogado Carlos Lee denunció que “lo que sucede es muy arbitrario y hay un abuso de autoridad total, hacen lo que quieren con quien quieren, dejan entrar al que quieren, cuando quieren”.

Comments

comments

Comenta aquí