DestacadasPolítica

La UCR pidió que citen a declara a Vanderbroele y a Gildo Insfrán por la ruta del dinero de Formosa en la causa Ciccone

La UCR se presentó como querellante en la causa donde se investiga el fraude organizado por Amado Boudou con la complicidad del gobernador Gildo Insfrán, que le permitió a Alejandro Vandenbroele cobrar en 2010 la suma de 7,6 millones de pesos pagados por la Provincia de Formosa, que posteriormente fueron utilizados para la compra de Ciccone Calcográfica.

La presentación la hizo el presidente del radicalismo formoseño, Martín Hernández, que pidió a la jueza federal Belén López Macé que active la investigación, que está paralizada desde hace más de un año, y que cite a declarar a Insfrán y al “arrepentido” Vandenbroele, para que expliquen cómo se realizó la falsa operación de asesoramiento que le costó a la Provincia de Formosa una suma equivalente a dos millones de dólares y que fue la primer operación de la firma “The Old Fund”.

La causa recaló en el Juzgado Federal N° 2 de Formosa luego de que el juez Ariel Lijo desdobló irregularmente la causa, separando la investigación de Boudou por un lado y de Insfrán por otro, intentando remitir las actuaciones respecto del gobernador a la justicia penal de la provincia, lo cual le aseguraba a Gildo Insfrán la impunidad absoluta.

Este fallo fue revocado por la Cámara Criminal y Correccional Federal que expresamente dispuso que  “deberá intervenir la justicia federal con competencia en la ciudad de Formosa”,  pero luego de más de un año, no se vio actividad de impulso en la investigación. “Por el contrario, lo que se nota a las claras es que están intentando enviar la causa a la justicia provincial que maneja Gildo Insfrán, para asegurarse la impunidad”, denunció Hernández.

“Me presenté como presidente de la UCR, asumiendo el papel de querellante particular y solicité como acto de impulso de la investigación que se cite a Alejandro Vandenbroele, el imputado «arrepentido», dijo Hernández. “Toda la operación con The Old Fund fue una farsa; no hubo asesoramiento. Se hizo al solo efecto de disponer del dinero necesario para la compra de la imprenta Ciccone Calcográfica, en complicidad con Amado Boudou. También pedimos que se cite a declarar a Gildo Insfrán, quien autorizó personalmente la contratación de The Old Fund, una empresa fantasma propiedad de un monotributista”.

Para presentarse como querellante, la UCR de Formosa citó el antecedente establecido por la Cámara de Apelaciones de Resistencia, en un fallo de fecha 13/11/2020, donde se dispuso que la Unión Cívica Radical tiene derecho a intervenir como parte querellante en una causa penal donde se investigan hechos de corrupción que causaron un importante perjuicio al Estado nacional, invocando la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (Ley 26.097).

«Los imputados, con la complicidad de un sector de la justicia federal, intentaron lograr que caiga la causa, o llevarla a la justicia provincial, pero resulta indefendible el fraude que montaron y la operación de lavar fondos públicos, disfrazándolo de una operación de asesoramiento, el propio contratante Vandenbroele confesó que era todo falso.»

“Para Insfrán, la salida de emergencia es llevar todo a la justicia provincial, porque allí ya no les queda ni la vergüenza jurídica, y seguro que la causa va a terminar en el archivo, como ya lo hicieron una vez, dictando el sobreseimiento del gobernador. Allí los jueces actúan bajo la regla de la obediencia debida”.

“Vamos a estar atentos a la respuesta de la justicia y vamos a ir hasta las últimas instancias para lograr que este hecho de corrupción no caiga como tantos otros en la impunidad”, finalizó diciendo el presidente de la UCR de Formosa.

Comenta aquí