Locales

La UCR se solidarizó con Gabriel Hernández por la persecución política judicial impulsada en plena campaña por Gildo Insfran

Con motivo de la citación a juicio del ex intendente Gabriel Hernández por haber pagado los sueldos de los empleados municipales con una ayuda financiera del Gobierno nacional, el Comité Provincial de la Unión Cívica Radical expresó que “resulta incomprensible que se pretenda realizar ese juicio 15 años después de que ocurrieron los hechos. No se entiende cómo la Justicia del régimen gildista tardó tanto tiempo en decidir si ese pago estuvo bien o mal efectuado”.

“Por otra parte, -sigue diciendo el comunicado partidario- nos consta que en la época en que se realizó ese pago de sueldos, el Gobierno de Gildo Insfrán estaba asfixiando económicamente a la Municipalidad de Formosa, reteniéndole los fondos de la coparticipación, quedándose con los pesos y lecop, los que reemplazaba ilegalmente con Bocanfor desvalorizados, en una maniobra delictiva que perjudicaba a los empleados municipales y a todos los vecinos de la ciudad capital”.

Ciertamente, la sustitución de pesos de la Coparticipación municipal por bonos Bocanfor que hacía el gobierno de la Provincia era un robo, ya que Insfrán no podía quedarse con dinero ajeno, que pertenecía legalmente a la Municipalidad de Formosa. Pero lo hizo, y los jueces y fiscales provinciales miraron para otro lado, actuando como cómplices del poder político” –señaló la conducción radical.

La UCR manifestó que “es cierto que en esa época la Municipalidad de Formosa pedía ayuda financiera al Gobierno nacional, y consideramos que era absolutamente legítimo el pago de haberes con esos fondos enviados por Nación, porque el primer deber del Ejecutivo municipal es cumplir con el pago de los salarios de los empleados y obreros de la Comuna”.

Los voceros del gildismo siempre criticaron los ATN que solicitaba la Municipalidad al gobierno nacional en esa época, y se quejaban de que esas ayudas eran “discriminatorias”, pero debemos recordar que la causa de esos pedidos era precisamente el ahogo financiero provocado por el gobierno de Gildo Insfrán, así como el hostigamiento del SITRAMF, que provocaba la paralización de la administración municipal con la toma de los edificios de la Comuna”.

“Vale recordar –dijo el comunicado de la UCR- que era tan grave la situación provocada por el conflicto gremial, que el Obispo de Formosa prestó a la Municipalidad las instalaciones del salón contiguo a la Catedral para que los vecinos pudieran pagar los impuestos y tasas municipales, y ese fue el único lugar que el SITRAMF no se animó a atacar en esa época”.

El Comité de la UCR también señaló que “finalmente, llama la atención que se haya reflotado ese añejo proceso justo en el comienzo de esta campaña electoral, dándose la coincidencia de que el gobernador Gildo Insfrán ha sido acusado por los Tribunales federales de Comodoro Py por la coima de $7.6 millones de pesos que Formosa le entregó a la empresa trucha The Old Fund, perteneciente al testaferro de Amado Boudou. Se pretende distraer a la opinión pública con otro proceso donde el acusado es un opositor”.

Pero ambas situaciones no son comparables, porque mientras que Gabriel Hernández es citado a juicio por pagar los sueldos de los empleados y obreros municipales con una ayuda nacional, Gildo Insfrán está acusado de pagar una coima millonaria en beneficio de Amado Boudou. Está a la vista la diferencia de quiénes percibieron uno y otro pago”, finalizó diciendo el Comité Provincial de la UCR.

Juan Carlos Amarilla   Dolly Dibiase           Juan Carlos Montiel            María Cristina Erico      

Celeste Ruiz Díaz                  Javier Barrios              Juan Carlos Leguizamón              José Blasich

Comments

comments

Comenta aquí