Política

Luego de 30 años en el poder, el gobierno provincial culpa a Macri por la falta de agua potable

Hace más de 30 años que está en el poder, desde hace más de 30 años que el gobierno en la provincia y sobre todo, en la ciudad de Clorinda es del mismo signo político. Sin embargo, en pleno siglo XXI, la gente sale a cortar la ruta porque no tienen agua potable. Pero en la Formosa Hermosa de Gildo, para la Defensoría del Pueblo – Insfrán- el culpable es uno solo: el Presidente Mauricio Macri.

El corte de la Ruta 11 que están protagonizando hace ya unos días los vecinos del barrio Porteño Norte en la ciudad de Clorinda, donde reclaman por la provisión de agua potable, sirvió de excusas para Leonardo Gialluca, Defensor del Pueblo, para emitir un comunicado en el que afirma que “el Problema de la falta de agua potable en Clorinda tendrá solución definitiva cuando el Gobierno Nacional cumpla sus promesas”.

Siguió el comunicado: “Hace dos años la gente de Clorinda recibió la promesa del Gobierno Nacional de una nueva planta potabilizadora para la ciudad, estamos iniciando el 2018 y hasta ahora la obra no se concreta, la solución definitiva para los problemas de abastecimiento de los habitantes no sólo de los Bº Porteño Norte, 1º de Mayo, sino de todos los vecinos de la segunda ciudad llegará cuando el Estado Federal cumpla con el compromiso asumido y tal como lo hemos expuesto, el SPAP como puede con todos sus medios, hace llegar el vital elemento a los hogares, siendo que el agua por red también se proporciona diariamente a los vecinos del barrio del Porteño Norte, pero por las altas temperaturas, mayores consumos, crecimiento de la población y faltante de una mayor producción de agua potable, hace que se beneficien solamente un sector, quedando los que se ubican en el medio y en el fondo del mismo sin servicio, los que están siendo atendidos por camiones cisternas y además con la colocación de grandes tanques de agua para todos los usuarios, y por los cortes de rutas son perjudicadas las miles de personas que frecuentemente se topan con ellos, donde el resto de las personas no pueden transitar libremente, ni ejercer potestades tan básicas como las de trabajar, comerciar o ejercer industria lícita”.

Si es verdad lo que afirma respecto de las obras del Gobierno actual, está perfecto el reclamo. Pero volvemos a lo mismo. Cambiemos lleva dos años de gestión, y el resto del tiempo, fue mayormente un gobierno peronista, del mismo signo, es más, el último; el más afín, supuestamente a la provincia; y ni así se pudo solucionar el problema del agua.

FUENTE: EL COMERCIAL

Comments

comments

Comenta aquí