Sin categoría

Luis Scola se ilusiona con la nueva camada: “Veo cosas parecidas al inicio de la Generación Dorada”

Luis Scola se divierte. Las ventanas de las Eliminatorias, que lo trajeron un par de veces a Argentina en el año, lo ponen contento y se le nota. En el entrenamiento matutino, por caso, le roba la cámara a Marcelo Endelli, fotógrafo de la Federación Internacional de Básquetbol, y se anima a probar sus dotes con la lente. Aunque más feliz está por la clasificación al Mundial y la muy buena actualidad del seleccionado. Entonces charlará con ganas y dejará valiosas reflexiones pensando en el ayer, el hoy y el mañana del equipo que capitanea desde hace 11 años y del que es parte desde hace dos décadas.

Aquí están, estos son los herederos de la Selección
Mirá también

Aquí están, estos son los herederos de la Selección

“Lo pasé muy bien en estas ventanas, es verdad. Es divertido venir dos o tres veces por año y verte con el grupo, además de que está muy bueno jugar de local. Y bueno, si encima te va bien, todas esas cosas se potencian”, reconoce con una sonrisa en una sentencia que funcionará de trampolín para sumergirse en las aguas del análisis más profundo, algo que parece apasionarlo.

El ala pivot se ilusiona con lo que viene. “Siempre imagino cosas positivas, soy optimista y siempre pienso que nos va a ir bien. En líneas generales venimos en una buena forma y esa es una línea que vinimos marcando en los últimos dos años. Es una tendencia constante, la del rendimiento, y no espero otra cosa. Tenemos argumentos suficientes como para decir lo que somos”, dice.

La convicción de Luis Scola tras la clasificación: "Yo sabía que íbamos a entrar"
Mirá también

La convicción de Luis Scola tras la clasificación: “Yo sabía que íbamos a entrar”

A Argentina le faltan en La Rioja, al igual que en otras ocasiones, sus jugadores que participan de la Euroliga (Facundo Campazzo, Patricio Garino, Luca Vildoza y ahora también Gabriel Deck), pero mantuvo la identidad y el nivel y el jueves superó con amplitud a Estados Unidos. Y aunque Scola comprende que “está clarísimo que hay otro nivel, como el de los equipos que tienen jugadores NBA o Euroliga”, avisa: “Nosotros también tenemos ese nivel, eh”.

En el marco de la actualidad pero también con miras en la proyección, Scola asegura: “Hoy la Selección goza de buena salud y los jugadores que están tienen condiciones óptimas para poder competir. El resultado final no lo sabemos porque aún no competimos contra los grandes equipos, pero creo que tenemos nivel para hacerlo. Veremos qué pasará cuando nosotros y el resto estemos todos completos y con dos meses de entrenamientos como ocurrirá para el Mundial”.

Y allí se embarca, en una coyuntura que lo hace viajar en el tiempo a tiempos -valga la redundancia- que antecedieron a grandes alegrías para el basquetbol argentino. “No en juego ni en características porque el básquet de hoy es completamente distinto, pero si hablamos de la situación veo mucha similitud con la previa del Mundial 2002. En aquel momento fuimos a Indianápolis pensando en salir quintos. Hoy pensamos lo mismo. Pero al mismo tiempo yo me acuerdo de que en aquel momento era ‘sí, decí que vamos por el quinto puesto’, pero…”, rememora dejando clara una apuesta íntima todavía mayor.

Y blanquea, teniendo en cuenta que desde el cambio de formato de la competencia para clasificarse a la cita máxima del deporte ya no hay Preolímpicos y que por América irán los dos mejores al Mundial: “Estamos pensando en otra cosa”.

Y argumenta los parecidos que encuentra en los caminos recorridos por aquel equipo que terminó dejando una huella imborrable en la historia: “En 2001 tuvimos un nivel de juego que nunca más conseguimos. Aquel equipo tiene mucha similitud con el que ahora jugó la Americup y las Eliminatorias: aquel ganaba partidos por 30, los rivales no le competían ni un cuarto… Por supuesto que perdemos partidos y jugamos mal, igual que pasaba por entonces. Pero hay muchas similitudes. ¿Significa que dentro de seis meses estaremos jugando la final del mundo? Por supuesto que no. Significa que veo cosas parecidas a lo que fue el inicio de la Generación dorada”.

Comments

comments

Comenta aquí