NacionalesPolítica

Maquiavélico: El Kirchnerismo partió su bloque para quedarse con un lugar más en el Consejo de la Magistratura.

El Frente de Todos decidió este martes partir su bloque en el Senado de la Nación como una estrategia para quedarse con un lugar más en el Consejo de la Magistratura.

Según dos notas dirigidas a la vicepresidenta y titular de la cámara alta, Cristina Kirchner, los 35 senadores que hoy integran el bloque del Frente de Todos pasarán a formar dos espacios: uno de 21 miembros, llamado Frente Nacional y Popular, y otro de 14 integrantes, llamado Unidad Ciudadana.

En el propio oficialismo reconocieron a Clarín que la decisión obedece a la decisión de Cristina Kirchner de sumar un representante propio en el Consejo de la Magistratura con 20 integrantes que surgió con la decisión de la Corte Suprema de declarar inconstitucional la ley de 2006 que regulaba el funcionamiento del organismo encargado de designar y remover a los jueces.

Senadores Anabel Fernández Sagasti y José Mayans.Senadores Anabel Fernández Sagasti y José Mayans.

La noticia, revelada por el sitio La Política on line, fue confirmada a Clarín por senadores oficialistas. La partición del bloque apunta a que el oficialismo consiga enviar tres senadores al Consejo. La ley que restituyó la Corte -que regía hasta que fue derogada en 2006- contempla un Consejo con 20 integrantes, cuatro de los cuales deben ser senadores y otros cuatro desempeñarse como diputados.

Según la ley que la Corte Suprema volvió a poner en vigencia, el Senado Diputados deben nombrar a dos nuevos representantes ante el Consejo de la Magistratura. Esas sillas le corresponden a las segundas minorías parlamentarias de ambas cámaras.

Según la norma, dos senadores le corresponden al bloque que tenga más integrantes, otro al que tenga el segundo bloque en cantidad de senadores y otro más al tercero.

Con el bloque oficialista partido, el Frente Nacional y Popular tiene 21 miembros, la Unión Cívica Radical 18 y Unidad Ciudadana tiene 14. Así, el oficialismo tendría un total de 3 lugares y Juntos por el Cambio uno solo.

Artilugio

Aunque en la bancada del Frente de Todos hubo tensiones en los últimos meses, sobre todo tras la derrota en las legislativas del año pasado, la división del bloque solo es un artilugio para que Cristina se asegure un representante más en el Consejo de la Magistratura.

Esto surge de una serie de datos. El primero es que ambos bloques convivirán como un interbloque que seguirá teniendo las mismas autoridades que hasta ahora tuvo el Frente de Todos: José Mayans de presidente y Anabel Fernández Sagasti de vice.

Comenta aquí