DestacadasPolítica

Mario I, del “Condado El Colorado”, magnánimamente habilitó la aduana de su Feudo y dejó pasar remedios y mercaderías para sus plebeyos varados fuera de su comarca

El intendente de El Colorado Mario Brignole, convertido en amo y señor de su pequeño feudo y que desde hace décadas es capital nacional del Nepotismo, desde donde hace tan solo días coordinara desde la sede misma del PJ local una redada destinada a clausurar comercios y meter presos a comerciantes locales, lo llamativo es que esta razzia estuvo encabezada por el propietario de una camioneta que hasta hace unos años realizaba delivery de cocaína y marihuana en la ciudad de Formosa, que hasta donde sabemos no constituye un negocio lícito.

Pero haciendo oído sordo a esto, el Excelentísimo Gran Señor del condado del Colorado, está empeñado en demostrarle a sus detractores que cada tanto es capaz de tener sentimientos y así compadeciéndose de algunos de sus plebeyos varados en la cabecera del puente interprovincial que paradójicamente se llama “Libertad”, que une el Chaco con Formosa. donde estableció su propia aduana y control migratorio interno.

Mario I se dirigió al puente que une su condado con la Argentina, pomposamente  escoltado por su séquito de cortesanos, policías provinciales y gendarmes nacionales y en un acto de generosidad conmovedor se dignó a dialogar con sus plebeyos anclados del otro lado del puente donde se fue armando un improvisado campamento de refugiados, sin posibilidad de ingresar a su provincia y apiadándose de sus súbditos permitió generosamente que sus familiares le entreguen medicamentos y mercaderías, porque dictaminó que el pedido era “coherente”.

Mario I, Primogénito de la casa de los “Brignole del Condado del Colorado”

Mario I, Primogénito de la casa de los “Brignole del Condado del Colorado” creador y referente del Nepotismo mejor organizado y mas escandaloso del país, con todos sus parientes al frente de los organismos comunales y provinciales con asiento en su Feudo, y también al frente de las empresas, estaciones de servicios y comercios que proveen al estado.

Tal es el caso de su Excelencia, la Graciosa majestad y primera dama del Colorado Clara Doroñuc que junto a su hijo el infante Fernando Brignole están al frente del Concejo Deliberante que actúa como su corte feudal, desde donde siguió acumulando poder hasta convertirse en amo absoluto de su territorio feudal, donde él que piensa diferente no tiene derecho a transitar, ni a comerciar, y puede terminar preso sin mayores trámites ni derecho a defensa o a un justo debido proceso.

Mario I le robó la banca a López Pereyra

Desde ese poder que detenta también decidió negar la representación de más de 2000 coloradenses y decidió robarle la banca legítima y democráticamente conseguida por el profesor y comunicador social Pablo Lopez Pereyra, protagonizando uno de los más vergonzosos atropellos a la democracia, al sistema democrático y a las instituciones de la república que tenga memoria esa localidad, la justicia-lista provincial todavía no se expidió.

Mario I junto al Comendador del Ministro Ibañez, clausuraron comercios y metieron presos a comerciantes

Es bueno recordar que el arquitecto Edgar Pérez el “Comendadore” del Ministro de Economía, administrador de la Timba formoseña hoy también a cargo de la Defensoría del Consumidor, es el mismísimo funcionario en cuya camioneta se encontrara Cocaína y Marihuana, sin que nunca su camioneta fuera secuestrada, nunca se allanó su domicilio, nunca fue molestado ni por la policía ni por la Justicia, menos por el político.

No se olviden del “Comisionado del Área de Frontera” de Ibañez, Pedro Ramón Bareiro que volcó con 50 kilos de Cocaína en una camioneta del Ministerio de Ibañez.

Mario I también supo denunciar judicialmente al Ministro de Gobierno de Gildo Insfran “por favorecer al narcotráfico en la provincia”

En esa no tan lejana comarca Mario I, de la casa de los “Brignole del Condado del Colorado”, que supo tener apariciones heroicas como la vez que denunció al ministro de Gobierno y “fiel escudero” de Gildo Insfran por “favorecer a los narcotraficantes”.

Ayer tuvo otra benevola aparición que le permitiría autodefinirse como un monarca benévolo, a tal punto que sus súbditos varados fuera de su provincia agradecieron la magnanimidad de su graciosa majestad. Así funciona el preciado Modelo Formoseño, que, según el presidente Fernández, tanto nos envidian los malditos suecos subdesarrollados.

El pejotismo es incorregible, “Te rompen las rodillas y después te regalan una silla de ruedas, para que le quedes eternamente agradecido”.

 JULIÁN GONZÁLEZ

 

Comments

comments

Comenta aquí