Política

Milei piensa en un acercamiento con “los halcones” de Juntos por el Cambio

En ese sentido, dijo que la política actual de armar alianzas “para ganar una elección no funcionó” y puso como ejemplo a “La Alianza”, en 1999, y a la experiencia de “Cambiemos” entre 2015 y 2019.

“Este Gobierno (por el Frente de Todos) nos está demostrado que ni siquiera el peronismo puede manejar algo tan heterogéneo aún cuando ellos son superverticalistas”, ahondó.

También, en sintonía con el elogio del expresidente, Milei le hizo un guiño a Mauricio Macri. “Tiene vocación liberal. No del corte que tengo yo, hay distintas familias de liberales. Él es más tirando a un liberal clásico”, señaló.

Macri lo había elogiado a Milei entre las PASO y las generales, en lo que muchos interpretaron como un intento de dañar la imagen de Rodríguez Larreta. Es que el economista fue candidato en la ciudad y le quitó votos, según los análisis, a María Eugenia Vidal, apoyada por el jefe de gobierno porteño.

Sin embargo, hizo una crítica a la gestión del expresidente. Milei señaló que Cambiemos tuvo problemas ideológicos en su gestión de gobierno. “¿Cómo se puede hacer una reforma promercado con los radicales, que son de izquierda, y con la Coalición Cívica?”, se preguntó.

“El problema de los armados es que cuando vos querés ir hacia un lugar, los distintos componentes de ese armado te tiran para cualquier lado”, apuntó.

En este sentido, el dirigente de Avanza Libertad remarcó que tiene “discrepancias ideológicas” con Horacio Rodríguez Larreta, a quien situó del lado de los colectivistas. Y, en ese sentido, hipotetizó como sería su participación en un eventual gabinete del actual jefe de gobierno porteño.

Según el libertario, Rodríguez Larreta podría dejar de lado medidas impopulares, pero necesarias, en virtud de la opinión pública. “Si las encuestas le dan que pierde un puntito de imagen positiva, le da un ataque de nervios, te echa, y abandona todo”, opinó.

Según Milei, entre los espacios entre los cuales piensa un acercamiento, aparecen “los liberales clásicos, los minarquistas, los libertarios, los conservadores, el peronismo republicano, el peronismo federal, el menemismo, y “los halcones” de Juntos por el Cambio.

El diputado electo manifestó que “hay que tener un ordenamiento ideológico” para llegar al poder y poder llevar adelante un programa de gobierno, con “un mandato claro” de lo que hay que hacer en función del resultado electoral.

“Pensar en el 2023 es muy osado”

Pese a que existen encuestas que ya comenzaron a medir su intención de voto como candidato a presidente para el 2023, Javier Milei consideró que es “un ejercicio muy osado” pensar en esa posibilidad en la situación actual.

El diputado de Avanza la libertad consignó que existe “una coyuntura mucho peor” a la que había antes que ocurriera el Rodrigazo”, dado que, según remarcó, hay “diez veces más de pobres” que en ese entonces.

Para Milei el desequilibrio fiscal del 8% previsto para este año “está en zona de riesgo”. Con ejemplos históricos, citó que el Rodrigazo se desencadenó con un déficit del 14% del PBI, la “tablita cambiaria” de 1982 se produjo con 11%, la hiperinflación de Raúl Alfonsín con 8% y, remarcó que “la convertibilidad voló por los aires” en la crisis del 2001 con 7%.

“El 11% de déficit del año pasado fue un disparate y si a este año le sumás 8%, tenemos un problema enorme. Eso está escondido dentro del balance del Banco Central”, aseveró.

Y trazó un duro diagnóstico, según distintos indicadores. “Si todo le sale bien al Gobierno, el PBI per capita va a estar 15% por debajo del 2011″, subrayó y añadió: “El salario real es el del 2004, el PBI per cápita está en niveles del ‘74, y el nivel de productividad está en niveles del año ‘50″.

A su vez, dijo que si la pobreza se mide en función de la población que no tiene acceso a agua potable, luz y gas, el número trepa del 40%, medido por línea de ingresos según el INDEC, al 55%. “Además, hay 11% de indigentes; 5 millones a los que no les alcanza para comer”, cuestionó.

La respuesta a Alberto Fernández

Por otro lado, se refirió a los dichos del presidente Alberto Fernández, quien lo marginó de una convocatoria al diálogo y rechazó que apoyara el terrorismo de Estado o negara la diversidad, como le adjudicó el jefe de Estado en su discurso en la Plaza de Mayo.

“Soy anarcocapitalista filosóficamente. Veo al Estado como el máximo enemigocomo la peor cosa que existe en el planeta. Por lo tanto, sin Estado, no habría terrorismo del Estado”, argumentó.

En tanto, en relación a la diversidad, aseguró que ese concepto es una de las instituciones más importantes del capitalismo, junto a la cooperación social. “La división del trabajo parte de asumir el hecho de que afortunadamente todos somos distintos, y eso hace que tengamos distintas especializaciones, y eso permite aumentar la productividad vía el comercio, que a su vez, genera paz”.

En tanto, Milei reiteró que él fue quien había dicho en primer lugar que no se sentaría a una misma mesa con el Presidente. “No me siento con tiranos, ni con inmorales”, consignó y amplió: “Y cualquier Presupuesto que tenga déficit fiscal es inmoral”. Rechazó así que vaya aprobar el proyecto enviado por Martín Guzmán para el 2022.

No le voy a aprobar ningún presupuesto que tenga déficit fiscal y además si lo va ajustar, lo tiene que hacer sobre la política, no sobre el sector privado”, retrucó.

Además, admitió que no se sentaría a hablar de economía con Cristina Fernández.

Comenta aquí