LocalesNacionales

Miles de personas se concentran frente a la Plaza del Congreso para pedir justicia por Fernando Báez Sosa y protestar contra la violencia

Una hora antes de la convocatoria (prevista para las 18), el día que se cumple un mes del asesinato de Fernando Báez Sosa, el Congreso de La Nación y sus alrededores se llenó de genteA diferencia de la marcha del silencio, que se realizó de manera espontánea en la puerta de la casa del joven de 18 añosesta vez no hay improvisaciones. Se montó un escenario sobre la plaza con una pantalla, donde se van a proyectar tres videos y se colgó una bandera que en letras negras dice: “Justicia”.

Una de las primeras en llegar fue su novia Julieta Rossi. Desde el escenario, junto a su mejor amiga Camila, la joven ayuda con los preparativos finales: acomoda los micrófonos, lleva y trae algunas banderas, se abraza con sus íntimos. Según explicó, está previsto que hable uno de los curas del Colegio Marianista, así como también los padres de Fernando: Graciela Sosa y Silvino Báez.

Minutos antes de las 17, Julieta habló brevemente con la prensa y agradeció el apoyo y el afecto que recibió. “Necesitamos gente que pida justicia porque si nadie hace nada todo sigue igual”, reflexionó la joven.

Julieta, la novia de Fernando, fue una de las primeras en llegar

Julieta, la novia de Fernando, fue una de las primeras en llegar

Al ser consultada sobre los otros episodios de violencia entre jóvenes que ocurrieron después del crimen de Fernando, Julieta rogó que la sociedad tome conciencia del problema: “Espero que después de hoy algo le haga click en la cabeza a la gente”. En esa línea, señaló que la tragedia que viven podría haber sido evitada y aseguró que eso es lo que le “carcome la cabeza».

La joven también aclaró que la movilización no es para los familiares y amigos de Fernando porque “nadie” podrá devolvérselos. “Es por su memoria”, aclaró.

A los carteles con la cara de Fernando Báez Sosa, se suman lo que sostienen los allí presentes. “Justicia por Fernando. San Isidro presente”, dice uno. “Hoy todos somos Fernando”, aseguran varios. Otros piden “Paz”. Hace una semana, el matrimonio Báez Sosa se plantó frente a las cámaras de televisión que estaban en la puerta de su casa y lanzó la convocatoria.

(Franco Fafasuli)

(Franco Fafasuli)

“La violencia es un flagelo que arrasa y destruye sin distinción alguna. No hay religión, clase social, nacionalidad, raza o edad que la frene. Por eso queremos decir ‘Basta de violencia’ con energía y decisión para que se escuche en cada rincón de la Argentina. Queremos que nuestro mensaje llegue a cada familia y a cada ciudadano que quiera sumarse a este pedido de condena a la violencia”, sostuvo Graciela.

Ayer, la fiscal Verónica Zamboni decidió imputar a los ocho rugbiers detenidos por el hecho como coautores del asesinato y ampliará el próximo miércoles la indagatoria de todos ellos, a quienes acusará por el doble agravante del concurso premeditado de dos o más personas y la alevosía, como así también de las lesiones que les provocaron a los amigos de la víctima que también fueron atacados a golpes, informaron hoy fuentes judiciales.

Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (19), Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Lucas Pertossi (20), Enzo Comelli (19) y Blas Cinalli (18), enfrentan una pena de prisión perpetua.

Comments

comments

Comenta aquí