DestacadasPolítica

Miserables: en Nación, Fernández eligió a Techint para reprender a los empresarios, en Formosa, Insfrán denunció a Pilo Cáceres

Cuarto Poder Diario. En medio de la extensión de la cuarentena por la pandemia causada por un enemigo invisible que devasta al mundo, el presidente parece haber elegido un tono desafiante y un contrincante de peso de carne y hueso, más palpable, tangible, con nombre y apellido, para denunciar a la “Argentina miserable oculta”. Cargó contra el dueño de Techint, para reprocharle que “algunos miserables olvidan a quienes trabajan para ellos y en la crisis los despiden”, pero advirtió que “no dejaré que lo hagan”, tuiteó Fernández.

En Formosa, mientras, luego de las idas y vueltas de “todo lo que tiene precio es barato”, el gobierno de Gildo Insfran parece haber elegido el mismo tono y la misma actitud, denunció judicialmente contra “no todos los precios que ponían eran tan barato”, y cargó contra la cadena de supermercados Cáceres, la más importante de la región.

La denuncia del Gobierno provincial contra el conocido empresario, Ricardo Pilo Cáceres, sobrevino luego –según denunciaron- de determinarse que en los locales comerciales se aplican aumentos de entre un 20 y un 30 por ciento a los pagos con tarjetas de débito.

El Gobierno provincial precisó que la Defensoría del Pueblo, realizó la presentación judicial contra la firma “El Pajarito SA”, por incumplimiento de los precios máximos fijados por la Nación. Se trata de la razón social de la casi decena de grandes locales comerciales que posee Cáceres, identificada popularmente como Supermercado Cáceres.

La denuncia alcanzó, además, a “La Curvita”, con domicilio en avenida Néstor Kirchner 7.475 e Ingecon SRL, conocido como supermercado “Stock”, ubicado en avenida Néstor Kirchner 7.435.

El argumento difundido para justificar la reacción del Gobierno provincial es el incumplimiento de las resoluciones  86/20 y 100/20 de la Secretaría de Comercio Interior, que establecen un listado de 263 artículos alimenticios y de higiene para nuestra jurisdicción que deben respetar los precios máximos, por el lapso de 90 días, desde el 12 de marzo, retrotraídos a seis días antes.

Entre sus argumentos, el Gobierno provincial consideró que Pilo Cáceres, dueño, además, de varias cadenas de supermercados en la región,  de esta forma le da la espalda “a todos sus clientes, en momentos en que, nadie se salva solo y por ello debe primar la solidaridad y el apego a las normas vigentes, pues todas las acciones y conductas que se desplieguen dentro de la ley serán respetadas, fuera de ella, estará la Justicia y los organismos competentes del  Estado provincial para cuidar a los sectores más vulnerables de toda nuestra comunidad”.

En los controles diarios, los inspectores establecieron que estos negocios “de manera ilegal y aprovechándose de la situación especial que estamos viviendo los formoseños, aplican aumentos de entre un 20 y un 30 por ciento a los pagos con tarjetas de débito”.

Comenta aquí