DestacadasPolítica

Montoya: En Formosa los problemas se disfrazan con maquillaje político y demagógico  pero sin gestión

El concejal por Cambiemos Miguel Montoya, en diálogo con Radio Nacional Formosa se refirió  a la problemática capitalina consistente en abnegaciones en los barrios cada vez que se desatan prolongados temporales.

El legislador explicó que esto tiene que ver con una cuestión estructural, que tiene que ver con el crecimiento exponencial de la ciudad, a una falta de planificación municipal  acorde a las circunstancias tanto de esta gestión como la anterior, y son parte del mismo esquema de gobierno solo cambiando a las figuras pero mantienen la misma matriz de desorganización y falencias en las obras para que estos inconvenientes no sucedan.

La Nueva Formosa que es un complejo habitacional, que fue planificado de forma poco seria porque no se respetaron los vacíos naturales de la zona

Además indicó “para realizar un análisis hay que ir sector por sector, tomando por ejemplo la Nueva Formosa que es un complejo habitacional, que fue planificado de forma poco seria porque no se respetaron los vacíos naturales de la zona, se construyeron en lugares de sitios naturales de bajada de agua, entonces al no realizar las obras necesarias, se pueden construir calles, plazas que son muy lindas pero todo planificando, cuando nosotros encaramos la obra de la autopista que pasa frente del aeropuerto, nos dimos cuenta que entre el trazado nuevo y el viejo que corresponderán a las dos manos, se obstruyó una canaleta entonces el arroyo que desemboca en el río forma un tabique, y el agua que se junta en la Nueva Formosa tiene un descenso natural que pasa frente al aeropuerto que hoy está tabicado, cuando denunciamos esto intentaron una supuesta solución, que era momentánea, pero ahora se está construyendo una canaleta que permita que el tabique no obstruya más, pero hasta que esto no se solucione los barrios de la Nueva Formosa sobre todo los que están al norte se van a seguir inundando por más que el intendente nombre comandos de emergencia de forma rimbombante, y que vaya el día de la lluvia a tratar de limpiar las cunetas el problema seguirá porque hay una falta de planificación en el origen del barrio”.

Las obras de desagües fluviales son acciones poco visibles entonces para la política mezquina del gobierno no tiene rédito

Por su parte sostuvo que cuando se proyecta el crecimiento de  una ciudad de manera demagógica y solo para cumplir, los efectos son estos, y en cuanto a la falta de fijación de prioridades, porque las obras de desagües fluviales, son acciones poco visibles entonces para la política mezquina del gobierno no tiene redito, no se pueden exhibir y que sirvan electoralmente, dejándolas de lado pero sin tener en cuenta que son esenciales.

Cuando se alardea como obra pública provincial un estado de básquet de 60 millones de dólares y en frete tiene al barrio Guadalupe con los problemas históricos que tiene, se pueden ver cabalmente las prioridades del gobierno, porque esta de be ser una virtud del político, ver las prioridades reales, ahí está la diferencia entre un estadista y un simple gobernante que gana elecciones

El referente subrayó “cuando se alardea como obra pública provincial un estado de básquet de 60 millones de dólares y en frete tiene al barrio Guadalupe con los problemas históricos que tiene, se pueden ver cabalmente las prioridades del gobierno, porque esta de be ser una virtud del político, ver las prioridades reales, ahí está la diferencia entre un estadista y un simple gobernante que gana elecciones, como el complejo natatorio de  Circuito Cinco que es fantástico, pero cabría preguntarle a los vecinos de ese barrio si no hay prioridades antes que eso, porque hay barrios allí totalmente abnegados, es decir gastaron en ese complejo millones de dólares y en el barrio de al lado no tienen ni desagües fluviales, que tienen letrinas sin cloacas, en la municipalidad hubo un cambio de comisión, pero de figuritas y esta gestión hace lo que se denomina maquillaje político, porque se puede ver la ciudad y hacen cosas como bonitas, pero es maquillaje y poca gestión, sin resolución de los problemas, como este comando de emergencia capitalina que sale a los barrios con cuadrillas que las personas hacen un gran esfuerzo no se discute eso, porque el empleado municipal a veces tiene experiencia pero no es escuchado, que pasan necesidades, no tienen combustible para ir y  solucionar los problemas, y ese dinero que falta para salir con las maquinas con combustible, es para hacer un evento en la costanera “A Toda Costa” y gastan en una noche con shows, perdiendo hasta cinco y seis millones en artistas internacionales, pero no hay combustible para la retroexcavadora para que limpie los desagües”

Al ser consultado acerca del transporte público fundamentó que los cinco concejales del bloque de Cambiemos tienen una posición clara y es denunciar las irregularidades que posee la empresa Crucero del Sur, como el incumplimiento del pliego de bases y condiciones, este año el oficialismo municipal votó dos aumentos, primero de ocho a once y luego a dieciséis pesos, y siempre con la misma excusa de que por el recorte de subsidios se debía encontrar emergencia en un incremento de boletos.

Continuó enunciando que el tema de los recortes se fue desmintiendo cuando el oficialismo salió a denunciarlo, porque nunca se bajaron los subsidios, si bien en el mes de septiembre cuando se votó el presupuesto de la nación se tomó la decisión de eliminar los subsidios al transporte de pasajeros pero estableciendo fondos compensatorios, a través de un acuerdo fiscal que firmaron los gobernadores con el presidente de la nación.

En Formosa el intendente y los concejales oficialistas en vez de reclamarle al gobernador que ponga el dinero que tiene a su disposición, van por el camino más fácil que es mirar para arriba y culpar a la nación y no hacerse cargo

Para culminar Montoya dijo “hay un pacto fiscal de hace más de un año que el gobernador Insfran firmó y que le permitió a la provincia de Formosa acrecentar sus ingresos en más de 1300 millones, y con esos ingresos se produce un efecto paradójico, porque hace tres años había solo cuatro provincias con superávit en el país, hoy sin 21, después de tres años de la “horrible” gestión de Macri para ciertos gobernadores, sus provincias son superavitables pero no se quieren hacer cargo del subsidio del transporte, por ejemplo la provincia de Misiones se hizo cargo del 50% de ese subsidio que dejó de poner la nación, y el otro 25% como gesto a la voluntad se sigue haciendo cargo la nación, y solo el 25% restante fue trasladado a precios que pagan los usuarios, entonces allí soportan entre todos el trasporte público, aquí en Formosa el intendente y los concejales oficialistas en vez de reclamarle al gobernador que ponga el dinero que tiene a su disposición, van por el camino más fácil que es mirar para arriba y culpar a la nación y no hacerse cargo”.

 

Comments

comments

Comenta aquí