NacionalesPolítica

Naidenoff tras el fallo de la Corte: “a sesionar como la ley manda”. CFK lo acusó de pedirle sesiones online

El Presidente del Interbloque de Juntos por el Cambio en el Senado opinó sobre el revés de la Corte al planteo de Cristina Kirchner.

Ni bien se conoció el fallo de la Corte Suprema de Justicia donde el máximo tribunal se declaró incompetente para dirimir cómo debe organizarse el Poder Legislativo ante la pandemia, el Senador Nacional manifestó vía twitter que producto de la presentación de CFK “se perdieron 20 días de un debate inconducente que solo trajo mas divisiones, confusión y dilaciones innecesarias”.

Para Naidenoff fue una “crónica de un fallo anunciado y previsible”. Por lo que instó a “sesionar como manda la ley y pide la sociedad”

Cristina acusó a Naidenoff depedirle sesiones online

El jefe de Cambiemos en el Senado solicitó el 30 de marzo votar leyes por videoconferencia. La vice espera un acuerdo en Diputados para convocar a la oposición.

Enérgicos cuestionamientos radicales, a la propuesta inconsulta de Noelia Luna, de salir a pedir sesiones Online, para no poner el cuerpo a la pandemia

El lunes Sergio Massa intentará acordar con la oposición un protocolo para sesionar por teleconferencia y aprobar leyes por primera vez desde el inicio de la pandemia del Coronavirus.

Si logra allanar el camino, Cristina Kirchner buscará consensuar rápido con los jefes opositores del Senado para seguir el mismo camino y ya tiene su estrategia para la primera reunión: una carta que le envió el 30 de marzo el jefe de Cambiemos en esa Cámara Luis Naidenoff proponiendo sesiones por internet.

En esa misiva, a diez días del inicio de la cuarentena, el formoseño solicita que se «arbitren los medios necesarios a fin de que se convoque a los miembros de este Cuerpo a sesiones mediante el mismo sistema de videoconferencias», amparándose en el artículo 7 de la resolución 487 del Senado que habilita ese procedimiento para el funcionamiento de las comisiones.

Pero el 16 de abril, cuando la directora jurídica del Senado Graciana Peñafort presentó una declaración de certeza a la Corte sobre la constitucionalidad de sesionar por teleconferencia, Cristina recibió otra carta de Naidenoff y el jefe del PRO Luis Naidenoff que pedía sesiones presenciales.

«Ponderando que tanto el personal de la salud, como de seguridad o los empleados de los supermercados, entre muchos otros, sí continúen haciendo su trabajo. Pues entonces no vemos que exista ningún impedimento cierto, real y objetivo para que este Senado siga funcionando».

«Es más, consideramos un deber cívico elemental, que quienes somos servidores públicos, representantes en este caso de nuestras provincias, demos el ejemplo en este momento crítico de nuestra historia nacional», remarcan los líderes opositores.

El 30 de marzo el jefe radical propuso sesiones «con el sistema de videoconferencias». El 16 de abril, después de la presentación de Cristina a la Corte, solicitó que sean presenciales. En el Senado hubo votaciones en comisión por el sistema zoom.

Al igual que en Diputados, en el Senado las comisiones funcionan con teleconferencias hace un mes, pero además hubo votaciones, basándose en la citada resolución 487: se eligieron las autoridades en las de Salud y Educación, con los senadores levantando la mano desde sus casas, pantalla de por medio.

Los reglamentos de las Cámaras habilitan a sesionar fuera del recinto «en casos de fuerza mayor», pero no diseñan protocolos para hacerlo por vías remotas porque cuando se redactaron no existía internet.

Cristina entendió que con una resolución alcanzaba para cambiar la modalidad de reunirse en comisiones y tuvo respaldo opositor, pero no logra la misma devolución para definir el tratamiento de leyes con el pleno de los senadores. Las gestiones están a cargo de su jefe de bloque, José Mayans.

Naidenoff siempre mostró voluntad de retomar las sesiones ordinarias durante la pandemia. El 26 de marzo le dijo a LPO que estaba dispuesto a debatir proyectos, pero admitió que no era fácil trasladarse al recinto sin incumplir con los protocolos sanitarios de las provincias.

Un día antes, Mayans se había negado a diseñar un esquema de sesión presencial ante un intento de Massa de retomar la actividad con recintos esterilizados. Cuatro día más tarde, el jefe radical le pidió a Cristina resolver ese dilema votando por teleconferencia, pero ahora prefiere evitarlas.

Este miércoles, los diputados de Cambiemos insistieron en que sólo aceptan sesiones presenciales y propusieron como alternativa un salón de convenciones y hoteles gestionados por el Congreso para alojar a quienes no haya alcanzado a firmar contratos de alquiler. Y el jueves, las autoridades legislativas de ambas Cámaras del principal frente opositor advirtieron, en otro comunicado, que no aceptarían un retoque del reglamento por otra vía que no sea votarlo en persona.

«Cualquier modificación en las modalidades de funcionamiento debe seguir los pasos que establece la normativa vigente, de lo contrario no sólo estaríamos aumentando el riesgo de litigiosidad posterior, sino sentando un peligroso antecedente», señalaron. La normativa exige en esos casos sesiones presenciales, porque no contempla pandemias.

Cristina y Massa tienen tres temas para impulsar si vuelve a funcionar el parlamento: el impuesto a los altos a los patrimonios, que prepara Máximo Kirchner; un paquete de proyectos de alivio fiscal para las Pymes y la suspensión de los ajustes por inflación en los balances de las empresas, que les permiten pagar menos impuestos a las Ganancias.

Además, el Gobierno necesita leyes para eximir de impuestos la compra de insumos médicos y de Ganancias al personal de salud. Cambiemos tiene un amplio paquete de incentivos fiscales y de ayuda a sectores golpeados como el turismo. Pero aún no hay fecha para sesionar. Está todo cajoneado.

 

Comments

comments

Comenta aquí