Sin categoría

Independiente goleó en Paraguay y ya se siente en semifinales

Ni el hincha de Independiente más optimista lo hubiera esperado, pero en el choque de ida ya liquidó la serie de cuartos de final. Salvo una catástrofe el 2 de noviembre en Avellaneda, el equipo de Ariel Holan ya hizo lo que tenía que hacer: goleó 4-1 a Nacional en Asunción y ya palpita un posible clásico en semis. Es que el ganador de esta serie enfrentará al vencedor entre Racing y Libertad (en la ida triunfaron los paraguayos 1-0).

Independiente no fue a especular y salió a marcar presencia en Asunción. El primer tiempo fue parejo, con dominio del Rojo que manejaba la pelota en el medio y despegaba con Ezequiel Barco y Maximiliano Meza. Fueron ellos los que armaron la jugada del 1-0 a los 28 minutos.

El juvenil agarró la pelota en tres cuartos y esperó el momento justo para meter el pase punzante. Meza entró por derecha y definió con clase ante la salida del arquero.

Pero la alegría le duró poco al equipo argentino. Apenas cinco minutos. Porque cuando el local empezaba a impacientarse llegó el empate. Con una jugada made in Paraguay: pelota parada desde la izquierda, dos cabezazos en el área y gol de Luis Caballero.

El delantero de Nacional que metió el 1-1 debió haber sido expulsado minutos antes por un brutal codazo a Fernando Amorebieta, quien debió ser reemplazado con un corte en el pómulo y un fuerte golpe en el tabique.

En el segundo tiempo se mantuvo el escenario. Independiente salió decidido a atacar y el dominio se tradujo en la red en el arranque. A los minutos, un centro perfecto de Albertengo desde la derecha encontró a Leandro Fernández (había entrado por Nery Domínguez) solito en el segundo palo. El delantero la mandó a guardar de cabeza y puso el 2-1.

Desde ese momento, el local perdió definitivamente el rumbo y el Rojo estaba listo para dar el golpe final. Llegó otra vez gracias al desequilibrio de Barco, que generó el penal que desembocó en el 3-1.

Comments

comments

Comenta aquí