Nacionales

Negociación contra reloj del Gobierno para evitar una nueva ola de protestas en las calles

 1,301 total views,  2 views today

Negocian una reunión para mañana con los grupos piqueteros que anunciaron para el miércoles un plan de lucha en supermercados y en las rutas.

En una gestión de último momento y con el firme objetivo de evitar una nueva ola de protestas en las calles, el Gobierno convocó a una reunión de “urgencia” con los movimientos sociales para mañana. La idea es realizar un encuentro en el Ministerio de Desarrollo Social con los máximos referentes del trío de grupos piqueteros que pasado mañana tienen previsto ir a los supermercados a pedir alimentos y que también contemplan un plan de lucha con cortes de ruta en todo el país.

Hay espíritu de diálogo para alcanzar una solución y evitar que se quiebre todo lo construido hasta ahora alrededor de la emergencia alimentaria y social“, coincidieron voceros de la Casa Rosada y también de los movimientos sociales liderados por la Corriente Clasista y CombativaBarrios de Pie y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular. En el caso de que se concrete el encuentro, será un último intento del Gobierno por arribar a un acuerdo luego de que el viernes pasado fracasara una reunión que hubo en el Ministerio de Desarrollo Social.

El nudo del conflicto radica ahora en la ejecución del presupuesto de la ley de emergencia social: mientras que el Gobierno dice que se utilizó buena parte de los 10.000 millones de pesos que corresponden a lo que va del año, los movimientos sociales exigen que se emitan todos los gastos y programas sociales sin retaceo alguno. En caso de que no se llegue a un acuerdo, los tres bloques piqueteros ya anunciaron el viernes que saldrán pasado mañana a todos los supermercados del país a reclamar alimentos para unos 100.000 trabajadores desocupados.

No obstante, por ahora parece haber intenciones de alcanzar un acuerdo de último momento. “Tenemos la idea de agotar todas las instancias de diálogo. Pero el Gobierno debe rever la idea de que no se gasta lo que la ley estipula para que se ejecute la totalidad del presupuesto“, dijo Daniel Menéndez, de Barrios de Pie.

Desde la Casa Rosada también se mostraron dispuestos a alcanzar un entendimiento para que no haya conflicto en las calles. “Coincidimos en el espíritu de la ley promulgada, pero surgieron diferencias en cuanto a los tiempos y modos de implementación. Nuestro compromiso con el trabajo a largo plazo y la ejecución conjunta al 2019 es indudable“, dijo un funcionario.

El encuentro del viernes pasado fue muy tenso y terminó mal. Allí estaban los ministros de Desarrollo Social y Trabajo, Carolina Stanley y Jorge Triaca, con agrupaciones piqueteras. Pero no se alcanzó un acuerdo en torno a la instrumentación del presupuesto de la emergencia social y alimentaria. Finalmente los referentes de las organizaciones se levantaron de la reunión y advirtieron que aplicarán un duro plan de lucha: reclamarán alimentos en todos los supermercados del país y avanzarán con cortes de ruta. Durante el fin de semana siguieron las negociaciones en reserva y la última carta se jugará mañana si se confirma el encuentro.

Comments

comments

Comenta aquí