PolicialesPolítica

Nueva ataque de originarios al personal policial; hay cuatro detenidos

Un grupo de inadaptados atacó primero el móvil policial, luego al personal de consigna en el barrio Curtiembre con escombros, piedras y gomeras. Si bien no hubo lesionados, dos integrantes del grupo agresor fueron detenidos.

En las inmediaciones se demoró a otros dos sujetos con bebidas alcohólicas; uno de ellos portaba un cuchillo en su cintura, procediéndose al secuestro.

El sábado en horas de la tarde noche, la localidad de Ingeniero Juárez vivió otra jornada de violencia hacia los uniformados, en esta ocasión un grupo de originarios atacaron sin motivo alguno al móvil policial que trasladaba personal para los distintos servicios y consignas, en el marco de los operativos que se llevan adelante a diario, y se acentúan los fines de semana.

Cuando el móvil de traslado se desplazaba por la calle ubicada detrás del Cementerio ubicado en el barrio Curtiembre, un grupo de originarios arremetieron contra el móvil arrojando escombros, elementos contundentes con gomeras, boleadoras y cualquier elemento que sirva para agredirlos, cuyos objetos impactaron  en el rodado.

En ese momento, recibieron el pedido de apoyo del personal apostado en la consigna del barrio Curtiembre, ante el ataque de otro grupo de originarios, con todo tipo de elementos contundentes, trasladándose al lugar.

Al arribo del Grupo antidisturbios del Destacamento de Desplazamiento Rápido (DDR), procedieron a la aprehensión de dos sujetos. Uno de ellos extrajo un cuchillo y pretendió lanzar puntazos a los uniformados, siendo despojado del arma y reducido, colocándole las esposas por razones de seguridad.

Ante la hostilidad de los originarios y con la finalidad de brindar seguridad al personal actuante, se efectuaron disparos disuasivos  con escopeta provista con postas de goma, logrando que los inadaptados se dispersen.

Se demoró a dos originarios más con vino y un cuchillo

El personal de la Comisaría, Comando Radioeléctrico Policial y el DDR realizaron un exhaustivo recorrido en la zona para evitar que el grupo agresor regrese, demorando a dos originarios más que tenían cajas de vino en sus manos.

Por razones de seguridad se les realizó el cacheo, detectándose que uno de ellos portaba en la cintura un cuchillo, procediéndose al secuestro y posterior traslado de ambos a la Comisaría a los fines legales.

Por el incidente, se realizaron las diligencias procesales en la escena del hecho, iniciándose una causa judicial con intervención del Juzgado de Instrucción y Correccional de la Tercera Circunscripción Judicial de la Provincia con asiento en Las Lomitas.

Comenta aquí