Política

Nueva denuncia contra la provincia presentada por el abogado y concejal Montoya, esta vez por una familia que habiendo cumplido la cuarentena y con resultados negativos pretenden aislarlos nuevamente

 4,486 total views,  2 views today

El concejal  Miguel Alfredo Montoya y su hermano el abogado Juan Sebastián Alfredo Montoya presentaron ante la justicia federal un habeas corpus correctivo por el caso de una familia que tras dar tres hisopados negativos, se los retiene en el centro de aislamiento para que reinicien el conteo de cuarentena porque algunas personas que se econtraban en el mismo centro de aislamiento dieron positivo.

El tema del aislamiento de personas consideradas contactos estrechos está generando mucha inquietud entre quienes deben someterse al cuidado sanitario según los parámetros establecidos por la provincia. En este caso, una familia compuesta por personas mayores y varios menores de edad, a pocas horas de salir del Centro de Alojamiento Preventivo por haber cumplido los 14 días de aislamiento y haber tenido todos los hisopados negativos a covid-19, deberán sin embargo volver a comenzar y cumplir otros 14 días de aislamiento, acercándose a un total de un mes de encierro preventivo sanitario.

Esta es la situación que derivó en la presentación de un nuevo recurso de hábeas corpus correctivo que promovieron el concejal capitalino Miguel Alfredo Montoya y su hermano el abogado Juan Sebastián Alfredo Montoya. El escrito fue presentado por ante el Juzgado Federal N° 2 de Formosa que encabeza la Dra. María Belén López Macé.

Cabe mencionar que este último martes, López Macé se declaró incompetente para entender en un hábeas corpus que impulsó el senador Luis Naidenoff por las condiciones de alojamiento en el estadio Cincuentenario. En ese caso, todavía resta conocer el pronunciamiento de la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia Chaco, ya que el resolutorio de la jueza federal fue remitido a esa instancia en consulta.

Todo comenzó con el caso positivo del trabajador de la estancia Guaycolec, que derivó en la detección de casos positivos de los dueños de una pequeña cadena de carnicerías de Formosa. Una mujer mayor de edad, empleada de una de esas carnicerías, se presentó voluntariamente a la UPAC para someterse a las pruebas sanitarias por ser contacto estrecho. Esto ocurrió el 4 de enero.

Paralelamente, su familia contó que al haber tenido un almuerzo familiar el domingo 3 de enero con la mujer, decidieron presentarse el 5 de enero para hacerse los test por covid-19, siendo éstos últimos contacto del contacto estrecho. Sin embargo, fueron llevados para cumplir el aislamiento preventivo de 14 días en la Escuela 224 del barrio Obrero.

Los diversos momentos en que se le realizó hisopados a la familia, dieron negativo a coronavirus, incluso el día previo a su salida del CAP, el día 18 de enero, tras 14 días de encierro sanitario, siendo esos resultados también negativos al virus. La familia se aprestaba a abandonar al día siguiente el lugar, pero esa noche, varias personas fueron retiradas de distintas aulas de dicha escuela por haber dado positivo al covid-19; tratándose de salones distintos al que alojaba a la familia en cuestión.

Este hecho generó que las autoridades sanitarias decidieran reiniciar el conteo de 14 días para la familia que había cumplido ya ese periodo y que había tenido todos los resultados negativos necesarios para volver a su hogar. Ahora, les imponen cumplir casi un mes de aislamiento preventivo, y es esta decisión la que motivó la presentación del recurso de hábeas corpus ante el Juzgado Federal N° 2 de Formosa.

Comments

comments

Comenta aquí