Política

Olivera: “El gobierno va por todo”

El concejal Fabian Olivera volvió a cuestionar el “brutal distanciamiento” que existe entre el Gobierno provincial y el sector privado de la economía formoseña, y consideró que el “ostentoso modelo de gestión que nos quieren imponer” las autoridades locales, no es más que “un ideario lleno de resentimiento, odio y rechazo hacia quienes se atreven a pensar distinto, a crecer sin el apoyo oficial, a desarrollarse a partir del esfuerzo propio”.

“Las razones son tan antiguas como la humanidad misma: como el gobierno pretende dar de comer a todos, quienes se rehúsan a servirse de la olla oficial son tildados de enemigos, en una clara conducta arcaica, conservadora cuasicomunista, pero, sobre todo, propia de quien administra creyéndose una especie de enviado divino, con dotes extraordinarios”, describió Olivera, al contextualizar el escenario político.

“No podemos permitir los formoseños que una mente enajenada por el paso de los años, y el estímulo de un entorno muy interesado en continuar aprovechándose del erario público, pulverice el esfuerzo, los sueños y los bienes de miles de formoseños que vienen aportando, sin acudir al auxilio estatal”, consideró.

“El Gobierno provincial le declaró la guerra, su propia guerra, al sector privado, por eso esta brutal embestida de Defensa al Consumidor, bajo el disfraz del cuidado de la población, o lo que acaban de hacer con el Autoservicio APA al que clausuraron porque encontraron dos cucarachas debajo del freezer de los helados. APA tiene más de 350 empleados, hace más de 15 años no tiene una demanda laboral, tiene en sus góndolas más de siete mil productos diferentes, la ciudad entera habla del compromiso de sus empleados y de la limpieza de sus locales, está muy al día con los impuestos y sus tributos municipales”, describió. “A un empresario así se perjudicó por una causa extremadamente trivial, y que, en cualquier lugar normal, sólo merecería un llamado de atención; jamás el cierre”, consideró.

“Tal vez la gente no sepa que el propietario del autoservicio fue en busca del encargado de Defensa del Consumidor, a su propia oficina, y que el funcionario se negó a atenderlo esgrimiendo un argumento tan vergonzoso como arrogante”, reveló.

“Voy al detalle de unos pocos hechos, sólo para presentar un patrón de actitud, el mismo que están ejerciendo para clausurar comercios en todo el territorio por razones tan infantiles como espurias y que, claramente, poco o nada tienen que ver con las que exponen oficialmente”, dijo Olivera.

“Gildo llegó a un nivel de intolerancia propio del rey enajenado, e imposibilitado de admitir a personas que no comparten sus ideales, que no están dispuestas a pedir su ayuda para encarar sus negocios, o una vida elemental, sin el auxilio oficial”, reafirmó.

“Estamos viviendo la última etapa del modelo, la que saca a pasear a toda su estructura, amparada en una comprensión amañada de las leyes para apropiarse de los bienes de los demás, a partir de los despojos que van quedando ante los efectos de la pandemia”, dijo.

Comments

comments

Comenta aquí