Locales

Otra semana sin trabajar en la Cámara de Diputados de Formosa

LA LEGISLATURA MÁS IMPRODUCTIVA CON LOS DIPUTADOS QUE MEJOR COBRAN.  Formosa está entre las provincias que mejor paga a sus diputados, pero nuestra Legislatura es la más improductiva y parasitaria de toda la Argentina.

La ex Honorable Legislatura de la Provincia de Formosa desde hace más de 20 años se ha convertido en una mera Escribanía de Gobierno. Sus integrantes cobran jugosos sueldos y “gastos de bloque” solamente para levantar la mano de vez en cuando, para aprobar los proyectos que manda el gobernador Insfrán.

No se debaten proyectos propios, ni se controlan los números de los gastos del Poder Ejecutivo. Las comisiones prácticamente no se reúnen, y las iniciativas de la oposición ni se tratan; duermen en los archivos. Pero las dietas de los diputados provinciales son superiores a las que cobran los legisladores del Congreso de la Nación.

A propósito de esta comparación, vale recordar que el último aumento de sueldos de los diputados nacionales levantó airadas polémicas. En medio de los reclamos salariales de los docentes, causó revuelo y críticas de todo tipo que en la Cámara de Diputados de la Nación se aumentasen los haberes  Pero aquí los diputados provinciales ganan más y nadie dice nada… porque nadie sabe nada de lo que se gasta en la Legislatura de Formosa.

Además de las jugosas dietas, los legisladores provinciales cobran gastos de representación y cupos de asesores como si fueran los más productivos y trabajadores del mundo.

Pero no trabajaron el jueves pasado, como tampoco lo hicieron la semana previa y tampoco la anterior a ésa. No se ocuparon en la Legislatura de ningún tema trascendente para la provincia ni para sus habitantes, sin embargo los de uno y de otro partido (en esto no hay mayores distinciones ni diferencias) percibirán sus dietas y demás jugosos ingresos como si hubiesen esforzado en encontrar las soluciones a los acuciantes problemas económicos y sociales que arrastra nuestra sufrida población.

Y lo peor de todo es que si a algún diputado se le ocurriera reunirse con sus pares para deliberar sobre esos problemas, por más que arrime documentación, informes y testimonios, y aunque afuera de la Legislatura se junten delegaciones de docentes, enfermeros, productores inundados o cualquier otro sector que reclama respuestas, la “mayoría automática” del gildismo va a impedir que se trate cualquier proyecto, si no viene con el visto bueno del quinto piso de la Casa de Gobierno.

Lo único que se considera y se aprueba en la Legislatura de Formosa -sobre tablas y a libro cerrado- son los proyectos del Poder Ejecutivo.

Y esto no es casual. Para asegurar el funcionamiento automático de los “levanta manos” y el archivo sistemático de cualquier iniciativa opositora o independiente, todos los años se renueva la presidencia previsional y vitalicia de Armando Felipe “Narcasito” Cabrera, que le garantiza a Gildo Insfrán la aplicación feudal del modelo legislativo y la consolidación de la Suma del Poder Público en manos del gobernador.

Es así que en nuestra provincia el Poder Legislativo no funciona para otras cosas que no sea para delegar inconstitucionalmente sus facultades en el Poder Ejecutivo, y para atender única y exclusivamente los caprichos soberanos del también eterno Gildo Insfrán, garantizando que no se trate ni considere ningún proyecto o iniciativa que no provenga del “Jefe del Modelo”: UNA AUTENTICA Y LAMENTABLE ESCRIBANIA DE GOBIERNO

 

Comments

comments

Comenta aquí