NacionalesPolítica

Penes de madera: Luis Juez le pidió a Carla Vizzotti que “los pruebe con los vacunados VIP”

Luego de conocerse que el Gobierno abrió una licitación para la compra de 10 mil penes de madera para una campaña de educación sexual, el diputado, Luis Juez no iba a dejar pasar la oportunidad. Fiel a su estilo, el cordobés lanzó un exabrupto con un pedido especial a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, a quien criticaba por el vacunatorio VIP.

En una entrevista al canal El Doce de Córdoba, Juez se pasó de metafórico para la ocasión. Hablaba de la causa judicial que investiga a los que fueron privilegiados por la política para vacunarse.

Y entonces arremetió: “Le sugiero al fiscal -ya que no va a decir que es un delito y que tiene el padrón- que se lo mande a la ministra de Salud para que empiecen a probar esos penes de madera con esa gente, con esos vacunados VIP, así en definitiva le damos una utilidad como corresponde“.

“Sé que el fiscal que está investigando la denuncia que hicimos de los vacunatorios VIP, probablemente termine conjeturando como la jueza (María Eugenia) Capuchetti en Buenos Aires que eso no es un delito“, apuntó Juez.

Antes se había referido a la licitación de los kits para educación sexual, que luego de publicada se quedó sin oferente, Juez dijo que es una “gravedad”, “falta de respeto” y “desatino”.

“Destinar 13 millones de pesos para adquirir 10 mil penes de madera para educación sexual reproductiva, cuando a los médicos no le aumentaron un centavo, cuando los enfermeros, los terapistas…”, comenzó su descargo.

Y siguió: “Los esenciales, que nos cuidaron 18 meses, tienen que marchar pidiéndole a los gobiernos nacionales y provinciales que le reconozcan algún plus por semejante nivel de estrés, por estar expuestos en el medio de la trinchera”.

Los dardos entonces volvieron hacia Carla Vizzotti. “Que la ministra de Salud disponga de 13 millones de pesos para comprar penes de madera, la verdad que siento que nos toman el pelo y les importa absolutamente nada lo que nosotros pensamos, lo que sentimos”.

“Es un Gobierno de caraduras, realmente son nefastos”, disparó.

“Tengo tres hermanas, no lo vi a mi viejo nunca cruzarse a la carpintería para traerme un pene de madera y poder hablar como un padre con sus hijos de educación sexual. ¿Qué nos quieren inventar? Creen que nosotros caímos de un repollo. En serio, hoy en la era de la informática, la tecnología, cuando los pibes manejan internet como si fueran Bill Gates, hacernos creer que comprar 10 mil penes de madera es el instrumento esencial…“, se indignó.

Y se preguntó: “¿Por qué no le preguntamos a un sexólogo, un especialista en el tema si necesita un pene de madera para hablarle a las criaturas?”. Fue retórico, claro.

Penes de madera para educación sexual en una licitación del Ministerio de Salud que genera controversias.

Para Juez “no hay ningún tipo de justificativo” para ese gasto en los tiempos que corren.

“En un país que tiene 101 mil muertos por el coronavirus, por los negocios de los laboratorios de los amigos, por haber generado la peor vacunación de la historia de la Argentina, por haber tomado relaciones con laboratorios que sabían que no tenían segunda dosis, por no haber trabajado, estudiado y tomado con seriedad lo que significa la pandemia y a punto de que entre la variante Delta, que el gobierno gaste 13 millones de pesos para comprar 10 mil penes de madera…”, enumeró y no buscó completar su idea.

Los penes de la polémica

El llamado a licitación para la compra de 10 mil penes de madera pulida, dispensers de preservativos y 10 mil maletines por parte del Estado para educación sexual, por un costo estimado de 13 millones de pesos, generó críticas y encendió la polémica en medio de la crisis económica agudizada por el coronavirus. Este sábado fue la ministra quien salió al cruce de los cuestionamientos.

“Gracias por la inesperada difusión de los #PenesDeMadera”, escribió con ironía Vizzotti en su cuenta de Twitter, y agregó que “el debate generado no hace más que visibilizar y confirmar la necesidad de una Educación Sexual Integral (ESI)”.

La titular de la cartera sanitaria insistió en que “las prácticas sexuales protegidas previenen infecciones de transmisión sexual como la sífilis y el VIH. Enseñar a usar preservativos es una forma de educar en el cuidado individual y colectivo”.

También destacó Vizzotti que la polémica “dimensiona el valor de todas y todos quienes que trabajan para educar”.

En tanto, se bajó el mayor oferente para la compra de los 10 mil penes fue Carlos Esteban Nielsen, un joven de 35 años oriundo de la provincia de Córdoba, el único en cotizar por el kit completo con una cifra total de $ 14.870.000.

La ministra de Salud Carla Vizzotti y su respuesta por los penes de madera. Foto EFE.

Con el propósito de planificar políticas de intervención con medidas educativas, de promoción, asistencia post-pandemia, la Secretaría de Acceso a la Salud de la Nación, que depende de la cartera de Salud, publicó las bases y condiciones (Comprar.gob.ar). El monto presupuestado para los tres productos era de $ 13.371.100.

El objetivo del Gobierno es “asegurar una amplia disponibilidad de materiales de promoción” con el objetivo de concientizar y evitar la propagación de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

El recibo de ofertas cerró el martes 13 de julio con cuatro postulantes: Buhl S.A.; Marketing Dimensión S.A.; Melenzane S.A.; y Nielsen. Pero este último prefirió no continuar con la licitación a la hora de haberse postulado.

En diálogo con Clarín, el ofertante dijo que “técnicamente no se bajó de la contienda sino que optó por no completar la oferta al omitir la presentación de la garantía de mantenimiento (un pagaré) en el plazo estipulado (48 horas) con lo cual quedaría desafectado por ley”. Es causal de desestimación no subsanable.

“Cuando se abrió la oferta, evalué los números finales y calculé los plazos para el pago, ahí entendí que no me convenía. Hay muchas probabilidades de que el negocio salga mal porque se juegan múltiples factores como la inflación, que se dispare el dólar y las elecciones de por medio No estoy en condiciones económicas de afrontar ese riesgo”, explicó Nielsen.

Comments

comments

Comenta aquí