Política

Pilo Cáceres: Me siento perseguido, soy un hombre de trabajo no me merezco esto (Ver Video)

Tras cerrar el Hiper para irse caminando junto a su hija, su abogado y sus empleados a notificarse de una causa por “Violencia de Género” iniciada por un empleado de Edgar Perez, en la Comisaría Tercera, el empresario Ricardo “Pilo” Cáceres consideró que estas denuncias y el despliegue policial puede ser una operación de persecución política en su contra.

Luego del espectacular operativo policial con carros de asalto, con el cual allanaron el Hiper Cáceres para secuestrar las cámaras de seguridad. Y tras notificarse de su situación y que la policía detuviera y procesara a un grupo de empleados que lo acompañaron y que se negaban a retirarse del lugar cuando la policía los dispersó, el empresario formoseño de 72 años Ricardo “Pilo” Cáceres, dialogó con la prensa en el lugar e insistó en que no faltaría el respeto a una mujer -rechazando las acusaciones de violencia de género-, y dijo sentirse perseguido y ser “un hombre de trabajo que no merece esto”.

“Dicen que hubo violencia de género, pero no la hubo en ningún momento. Solamente queríamos defender nuestro derecho y nada más, pero parece que las cosas van a ser así. No sé si nos vamos a tener que acostumbrar a esto, pero yo no me acostumbraría”, dijo a la prensa.

Además, se mostró preocupado por la situación de los trabajadores que lo acompañaron y terminaron denunciados por romper la cuarentena. Incluso, dijo que si bien la Policía lo trató bien, no hizo lo mismo con algunos de los trabajadores a los cuales detuvieron.

Se reconoció molesto, perseguido y aseguró: Soy un hombre de trabajo y no me merezco esto”.

“¿Siente que hay una operación en contra suya?”, le preguntó Leo Fernandez Acosta. Creo que sí. Voy a pensar seriamente y voy a ver con mis hijos”, respondió.

El empresario dijo estar “sorprendido por el despliegue policial, aproximadamente 100 policías, carros de asalto y camionetas, diciendo que le hubiese gustado que haya tanto personal de la fuerza disponible cuando su hija sufrió un violento robo, en el que incluso la maniataron y encerraron en su casa. Esa vez fue uno solo, dijo, me preocupa el gasto que se hace de los impuestos que todos pagamos, agregó.

Cáceres aseguró que aún no pudo hablar con nadie porque no lo atienden ni lo llaman, pero si hay errores, trataremos de corregirlos, porque en la historia del comercio y del mundo no hay comerciante que quiera vender una mercadería que va a hacer daño al cliente”. “Tenemos que seguir trabajando, tenemos entre 400 y 500 trabajadores, tenemos que seguir para pagar sueldos e impuestos, agregó.

 

Comments

comments

Comenta aquí