Política

Piñeiro: «El PJ se opuso a que el intendente Jofré y sus funcionarios den explicaciones sobre los residuos patogénicos arrojados en el vaciadero municipal»

A pesar de las flagrantes violaciones a normas de salubridad e higiene, de un constante desprecio hacia el medio ambiente, de ejercer activa deliberada y constantemente actos de contaminación. Y sumado a un desprecio a la vida y seguridad de las personas que de una u otra forma trabajan en el Basurero Municipal del Barrio San Antonio, Lote 66 de esta ciudad, cuestionó el concejal Radical Gerardo Piñeiro.

En una maratónica sesión los Concejales Oficialistas decidieron tratar sobre tabla los pedidos formulados por las Comisiones de Salud Pública y Ecología, y la de Defensa del Vecino del Honorable Concejo Deliberante, donde se lo invitaba a al Intendente Jorge Jofre y al Secretario de Servicios Públicos Fernando Acevedo, a que nos explique sobre la situación actual del manejo de los residuos domiciliarios tanto los organismos como los inorgánicos, su tratamiento y deposición final, como se realiza el retiro de los residuos patogénicos, su traslado, tratamiento y finalmente donde y como son depositados. Manifestó Piñeiro.

Como así también expliquen al Concejo sobre el régimen legal de los trabajadores que se ven en el Vaciadero y de los que trabajan en el proceso de recolección, si los mismos cuentan con la adecuada medidas de seguridad en cuanto a la provisión de ropas adecuadas teniendo en cuenta que manipulan residuos que ponen en riesgo su propia salud, y si los mismos cuentan con seguro de riesgo de trabajo (ART), requirió el concejal opositor.

Es un derecho ciudadano, constitucionalmente establecido de que los funcionarios rindan cuenta y brinden los informes sobre la gestión que emplean y desarrollan, pero el oficialismo con el voto doble del Presidente Darío Di Martino se opusieron, lamentó.

Es otro atropello más al ejercicio de las instituciones y del derecho a debatir y ser informado que ya nos tienen acostumbrados. Finalizó el Concejal Gerardo Piñeiro.

Comments

comments

Comenta aquí