Política

Pombero Rodríguez aseguró que esperaba que lo echaran pero se quejó del allanamiento, del maltrato y la manera violenta en que lo desplazaron

El eterno interventor del Instituto de Colonización y Tierras Fiscales Manuel «Pombero» Rodríguez, sobre el que pesaban varias denuncias penales y múltiples sospechas de haber convertido la institución en una inmobiliaria con el cual los funcionarios de Gildo Insfran se apropiaron de valiosos terrenos fiscales e innumerables campos del criollos de oeste formoseño, terminó de manera abrupta sus 40 cuestionados años de gestión manipulando la titularización, adjudicación, readjudicación y transferencia de las tierras de los formoseños

A Manuel «Pombero» Rodríguez, el miércoles 27 el Gobernador Gildo Insfran, mandó a Antonio «Pomelo» Ferreira, a pedirle la renuncia sin darle ningún tipo de explicación, el viernes a la tarde la policía de la provincia acompañó una comitiva de asesores del Gobierno que allanaron las oficinas del Instituto de Tierras, en avenida 25 de Mayo y Jujuy, para hacer un inventario, «tomar posesión» del organismo y concretar el desplazamiento del interventor Rodríguez y del subadministrador del organismo, ingeniero Carlos A. Florentín.

«Esperaba este momento, pero no hacía falta esta manera violenta de retirarme»

El sábado por la tarde en una nota enviada a La Mañana, el ingeniero Manuel Rodríguez, en el que admite que el pedido de renuncia no lo sorprendió e indicó que no pretendía retirarse con honores.

Puso en resaltó sus 50 años de militancia y de servicio público, a mis 77 años deseaba descansar, pero no esperaba la forma», ahondó.

No hacía falta esta forma violenta de retirarme. He presentado mi renuncia, como se me solicitó el día jueves, y esperaba en mi puesto de trabajo a quien me sucedería, como debe ser una sucesión civilizada, y no con el maltrato hacia mí, pero por sobre todo al personal del Instituto, se quejó Manuel Rodríguez.

Mirá También:

Manuel “Pombero” Rodríguez y el concejal PJ Cacho García, se apropiaron ilegalmente de un valioso terreno fiscal

Comenta aquí