Política

Por fin: después de 18 meses sin conducción, asumió el doctor Aníbal Gómez como ministro de Desarrollo Humano. Una doble buena noticia

En un acto sin participación de la prensa independiente, después de más de un año y medio sin ministro de Salud, luego de estar toda la pandemia manejados por un veterinario y dos abogados, luego de 1.216 muertos por mal manejo de la pandemia realizado en la Casa de Gobierno, este miércoles 6 al mediodía, el gobernador Gildo Insfrán tomó juramento y puso en el cargo del ministro de Desarrollo Humano de Formosa, el doctor Aníbal Gómez.

Una buena noticia doble porque encima nombró al frente de la política sanitaria provincial a «un médico» sanitarista con basta experiencia y comprobada trayectoria en el tema, algo que debería ser normal en una provincia normal se vuelve inaudito en Formosa, donde supimos tener a un médico en Educación que fue reemplazado por un agrónomo, o donde tuvimos abogados en salud o donde desde hace años tenemos un letrado al frente Economía, entre tantos otros disparates escleróticos de un gobierno jurásico.

Participaron el vicegobernador Eber Solís; el jefe de Gabinete, Antonio Ferreira; los ministros Jorge Ibáñez (Economía, Hacienda y Finanzas), Daniel Malich (Planificación, Inversión, Obras y Servicios Públicos), Gloria Giménez (Comunidad), Cecilia Guardia Mendonca (Secretaría General), Jorge Abel González (Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo), Raúl Quintana (Producción y Ambiente), Silvia Segovia (Turismo) y Luis Basterra (Cultura y Educación).

Luego, en presencia del escribano mayor de Gobierno, Héctor Gallardo, se leyó el Decreto Nº 151/21 del PEP de designación del doctor Gómez, tras lo cual el gobernador Insfrán procedió a tomar el juramento de ley.

“Doctor Aníbal Francisco Gómez, ¿juráis ante Dios nuestro Señor sobre estos Santos Evangelios, por la Patria, por el pueblo y por vuestro honor desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de ministro de Desarrollo Humano para el cual habéis sido designado cumpliendo y haciendo cumplir en cuanto de vos dependa la Constitución Nacional, Provincial y leyes que en su consecuencia se dicten?”, le preguntó el primer mandatario, a lo que Gómez respondió: “Sí, juro”, tras lo cual recibió el decreto de puesta en funciones.

Acto seguido, el escribano mayor Gallardo leyó el acta correspondiente, suscribiendo la misma el flamante ministro de Desarrollo Humano, el vicegobernador Solís y el gobernador Insfrán.

Gestión

En declaraciones a la prensa que pudo ingresar, no fue discriminada, censurada y que pudo preguntarle, dicen que el doctor Gómez agradeció al Gobernador por “haber confiado en mi persona para poder llevar adelante las políticas públicas que en el plan de Gobierno tiene diseñadas y que debemos ejecutar con celeridad y eficacia en estos tiempos”.

Comenta aquí