PolicialesPolítica

Producto de una gresca entre jóvenes, un menor de 17 años falleció tras ser herido con arma blanca

Producto de una gresca entre varios jóvenes frente a la manzana 23 del barrio Namqom de esta ciudad, un menor de 17 años falleció tras ser herido con un arma blanca. Por el hecho la policía retuvo a otro menor que presentaba lesiones en su humanidad, siendo sindicado por testigos como el presunto autor del hecho, quedando alojado en el Centro de atención Integral Juvenil, secuestrándose prendas de vestir con manchas pardo rojizas.

En el lugar estuvo presente el Juez de Instrucción y Correccional N° 2 Dr. Marcelo López Picabea, quien direcciono el procedimiento.

El hecho se dio alrededor de las 00,45 horas de este jueves, cuando efectivos de la Subcomisaría Namqom, fueron informados sobre una gresca con menores lesionados frente a la manzana 23 del mencionado barrio.

En el lugar los uniformados observaron a un joven originario tendido en el suelo, quien a simple vista presentaba heridas cortantes en diferentes partes del cuerpo, solicitándose la asistencia inmediata del personal del SIPEC, quienes, al examinar al joven, determinaron que se encontraba sin signos vitales, llegando posteriormente un hombre de 35 años quien refirió a los efectivos ser padre del menor.

Dicha situación se informó a la Jueza de Menores de la Primera Circunscripción Judicial Dra. Silvana Jarzynsky y al Juez de Instrucción y Correccional N° 2 Dr. Marcelo López Picabea, cuyo magistrado se presentó en el lugar del hecho, direccionando el procedimiento.

Durante las actuaciones realizadas por los investigadores se logró identificar a un joven de 21 años que aportó datos relevantes, manifestando que minutos antes se produjo una gresca entre dos menores de los cuales uno de ellos se desvaneció quedando tendido en la calle en tanto que el otro se fugó.

Seguidamente efectivos en compañía del magistrado se constituyeron hasta un inmueble ubicado en la manzana 22 del mencionado barrio, donde dialogaron con una mujer de 65 años quien autorizó el ingreso a su domicilio, debido a que su nieto presentaba lesiones. Allí retuvieron a un menor de 17 años y secuestraron prendas de vestir con manchas pardo rojizas, los cuales fueron entregados voluntariamente por la mujer.

El menor fue trasladado al forense policial en compañía de su abuela a fin de ser asistido por las lesiones que presentaba, y posteriormente a sede policial a los fines legales.

Todo el procedimiento fue documentado por personal de la Delegación de Policía Científica del Distrito Cinco.

Las actuaciones realizadas por los efectivos fueron informadas nuevamente a la Jueza de Menores, quien ordenó el levantamiento del cuerpo y traslado hasta la morgue judicial del barrio San Antonio para su examen, siendo posteriormente entregado a familiares para  el velatorio y posterior inhumación.

Comments

comments

Comenta aquí