Política

Productores pidieron declaración de desastre agropecuario y demandaron urgente ayuda al Gobernador

Pequeños y medianos productores agropecuarios del departamento Pilcomayo, elevaron un informe sobre la gravísima situación de los productores y un pedido formal al gobernador Gildo Insfran, como consecuencia de lo resuelto en la reunión realizada en la Plazoleta Santa Rosa de Lima de laguna Naineck el viernes pasado.

El presente documento surge corno consecuencia de la gravísima situación de Producción agropecuaria debido a la sequía y altas temperaturas que viene sucediendo en los últimos cien días en la región y su extrema consecuencia social, y la necesidad de acercar los pedidos para paliar la situación y poder continuar en la actividad agropecuaria, apuntaron.

La extrema sequía y las altas temperaturas que promediar. 42° con sensación térmica de hasta 50°, produjo escases de pasturas en los campos ganaderos, poca preñez de vacas, reservorios de agua agotadas e incendios con consecuencias de destrucción de alambrados, describieron.

En el sector agrícola las consecuencias siguen siendo desbastadoras donde las perdidas oscilan entre 70 % y 100%.

La producción de bananas viene atravesando situaciones adversas por diferentes Inclemencias climáticas desde el año 2020 (sequias, tormentas, granizos, incendios y heladas) que no le permitió tener una recuperación para una producción plena; en la actualidad los daños son irreversibles; presenta un retraso total en el desarrollo de plantas, en la floración, caídas de plantas y secados de hojas, a dichas consecuencias se suman la escases de recursos económicos para una óptima fertilización (anualmente tres aplicaciones mínimas) limitaran apenas en un 25% de rinde en la producción.

En cultivos de mandioca y batata los efectos negativos son la no germinación, los que lograron germinar tuvieron perdidas de follajes dejando diezmado su capacidad de producción en la gran mayoría en un 70 % y en otros casos del 100%, a ellos se sumaron los efectos destructivos que ocasionaron caídas de granizos en varias oportunidades.

Las cucurbitáceas (calabaza, zapallo, zapallo de tronco, melón y sandia) sufrieron pérdidas en la germinación y perdidas de floración; la caída de granizos también causó ;daños irreversibles en plantas y frutas Los rindes superaron el 30%.

La producción de maíz no tuvo la floración plena ocasionando falta de granos en las espigas, causando baja o nula capacidad producción dejando perdidas de entre un 70% y 100%.

La producción de hortalizas, legumbres y hojas de verdeos sufrieron falta de desarrollo por la escases de agua suministrada, falta de desarrollo de vainas anulando su capacidad de producción entre un 70% y 100%.

La producción de algodón tiene poco crecimiento de plantas, perdidas de floración y bajo rendimiento de producción ocasionando perdidas de un 70%.

Toda esta realidad acarrea daños terribles a las familias rurales colocándolas en una delicadísima situación socioeconómica porque esta dejando sin recursos económicos, que desgraciadamente por periodo indefinido.

Consideramos urgente y necesario una ayuda proveniente del estado a través de fondos de Ley de Emergencia Agropecuaria, ATO y/o fondos que destine el gobierno provincial de recursos propios y gobiernos municipales.
Ante esta realidad pedirnos:

Declaración de Emergencia o Desastre Agropecuario.  Ayuda económica mediante Aporte no Reembolsables (ANO) para las siguientes producciones detalladas a continuación:

Banana: $ 80.00,00 por hectáreas.

Mandioca y Batata: $ 40.000,00

Maíz: $ 30.000,00

Cucurbitáceas: $ 25.000,00

Hortalizas y Verdeos: $ 30.000,00

Algodón: $ 70.000,00

Ganadería: Insumos para reponer alambradas (alambre, grampas, balancines, alambre de atar, postes. Accesorios para bombeos de agua.

Además de exceptuar por 5 años el impuesto inmobiliario, concluyeron.

Comenta aquí