Política

Reducen a $2.600 mensuales sueldo de municipales en Campo, donde los Concejales cobran $120 mil

Arnaldo Barrios es el Intendente de Estanislao del campo, una localidad distante a 230 km de la capital formoseña y el cual compartió la fórmula en las elecciones del 2019 con Gildo Insfrán quien gobierna la provincia desde el año 1995, y con el presidente Alberto Fernández por el Frente de Todos.

Barrios este lunes informó que tuvo que tomar esta decisión debido a la falta de recursos disponibles para afrontar el pago al personal municipal.
La provincia de formosa es gobernada por el Partido Justicialista desde el año 1983 con el advenimiento de la democracia, actualmente todos los municipios corresponden a intendencias del Partido Justicialista cuyo presidente es también Gildo Insfrán.

Mirá También:

Concejales del PJ, impidieron al municipio de Campo reducir las dietas de 120 mil pesos y dar el gesto austero y solidario que la sociedad reclama a los políticos

Como ya es habitual los Intendentes, cuando asumen su gestión, denuncian a los anteriores ejecutivos de su propio partido por malversación de fondos, desmantelamientos, despidos masivos y muchas otras irregularidades con la intención de blanquear su futura gestión y así renovar la confianza de la gente

Es el caso del nuevo Intendente del humilde y postergado pueblo de Estanislao del Campo, quien denunció al anterior por mala gestión, malversación de fondos públicos, y varias irregularidades entre ellas el pago a los empleados de la Municipalidad que tienen contratos jornalizados de solo $100 por día, asegurando que ningún ser humano puede vivir con ese salario y menos aun, mantener a una familia.

Sorpresivamente este Lunes, y a pesar de que el Gobierno insiste con declarar el proyecto de “hombre nuevo formoseño” como un ejemplo a tomar por las provincias del resto del país, Barrios anunció que firmó el decreto que reduce el salario del personal jornalero de la Municipalidad de Estanislao del Campo en un 50 % durante un período de tres meses, quedando de bolsillo para los empleados municipales la mera suma de $ 2.600 por mes, lo cual es inhumano siendo que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec​) informó en el mes de Marzo de 2020, que una familia tipo necesitó un ingreso no menor de los $41.994 para no quedar debajo de la línea de pobreza, y de $17.353 para no ser indigentes.

Tal situación sin embargo se repite en varias comunas del interior de la provincia de Gildo Insfran, donde está demostrado que los derechos de los trabajadores estatales son avasallados constantemente.

Orlando Ramirez | El Federal Noticias

Comments

comments

Comenta aquí