Sin categoría

River empató y desperdició la chance de depender de sí mismo

Luego del empate de Boca con Huracán, el campeonato dependía de River, ya que había quedado a cinco puntos del puntero con dos partidos menos. Pero el equipo de Marcelo Gallardo no pudo ganar y empató sin goles con Rosario Central en el Monumental. Así sumó 49 puntos (quedó a cuatro del Xeneize, con un encuentro pendiente) y los rosarinos, con 41 unidades, se ilusionan con entrar a la Copa Sudamericana.

Ambos equipos salieron a hacer lo que saben: presionar arriba y buscar el protagonismo en la tenencia de la pelota. El encuentro se jugaba con mucha intensidad, y para ejemplo bastan las dos amarillas que se ganaron Burgos y Ponzio por situaciones similares: barrer con todo y llevarse la pierna del rival. Pero paradójicamente, lo que ambos buscaban era ser protagonistas y generar peligro en el área contraria y ninguno lo conseguía con claridad.

La terna arbitral también jugó su partido a puro nervios. Primero, Fernando Rapallini no vio un intento de manotazo de Pity Martínez a Hernán Menosse. Después, el asistente Cristian Navarro levantó la bandera a los 26′ cuando Camacho quedaba en mano a mano: estaba al menos un metro habilitado.

Sobre el final llegaron las mejores y fueron para el visitante, que terminó un poco mejor. A los 35′, de un saque de arco largo del Ruso Rodríguez un cabezazo en el medio dejó a Teo Gutiérrez mano a mano con Maidana. El colombiano enganchó y le pegó con derecha y Batalla respondió muy bien. Cinco minutos después, Camacho la bajó de cabeza para Carrizo, el ex Boca metió un centro al área chica y Marco Ruben cabeceó por arriba.

Tras un mejor arranque de los rosarinos en el complemento, llegó la levantada de River, que dominó durante varios minutos. La misma comenzó con un disparo de Driussi que pegó en la base del palo derecho del arquero visitante.

El equipo local no era claro y Central lo maniataba al controlar al Pity Martínez y Nacho Fernández, generadores del juego millonario. A pesar de ello, tuvo las mejores en ese segundo tiempo. A los 32′, un error de Teo Gutiérrez generó la mejor para los de . El colombiano perdió la pelota cerca de su propia área, le quedó a Alario que encaró y ganó por potencia y velocidad a su marca, le pegó y el Ruso Rodríguez se lució al sacarla al córner. De esa pelota parada Driussi cabeceó en una segunda jugada y la pelota se fue apenas al lado del palo. Muy cerca.

Teo, que no tuvo un buen encuentro, salió sobre el final y los hinchas de River no se olvidaron de su paso por el club: lo reconocieron con aplausos, aunque algunos lo silbaron.

Comments

comments

Comenta aquí