Sin categoría

River va por un ex Boca en busca de goles de elite

Estuvo cerca de llegar en julio de 2014, apenas un mes después de que Marcelo Gallardo asumiera la dirección técnica de River. Fue un pedido del entrenado que no se pudo conceder. A pesar de la buena oferta (un poco más de 5 millones de dólares) que la dirigencia del club de Núñez le hizo a Vélez. Pero desde Liniers se negaron. Entonces, el delantero siguió jugando en esa institución y a fines de ese año fue vendido al Atlético Mineiro. Aún sigue en el fútbol de Brasil pero desde principios de este año viste la camiseta del San Pablo. También tuvo su oportunidad en la Selección Argentina cuando estaba Edgardo Bauza, pero quedó relegado por Jorge Sampaoli. Ahora, como hace tres años y medio, Lucas Pratto está nuevamente en la órbita de River. ¿Se dará esta vez?

Desde Núñez afirman que es uno de los jugadores que buscarán para el 2018. Y es más: también deslizaron que Gallardo se habría comunicado con Pratto para hacerle saber su interés por él. Entonces, la dirigencia está por comenzar el operativo para negociar con el San Pablo. De acuerdo a lo que comentan en Brasil, el club paulista no lo largaría por menos de 6 millones de dólares.

Al margen del entusiasmo que esta situación generó en los hinchas, el representante del jugador le puso un freno. “No hubo ningún llamado. Pareciera que hay una intención de algunas personas de instalar que Gallardo lo llamó a Pratto pero no es así”, le aseguró Gustavo Goñi a Clarín. Y aquí surge un contrapunto. Porque desde Núñez dicen lo contrario. De todos modos, haya existido o no el llamado, lo cierto es que a River le interesa contar con Pratto. Y va por él.

Pratto tiene 29 años (nació el 4 de junio de 1988 en La Plata). De pibe se fue a probar a Estudiantes pero no quedó. Entonces, recaló en Defensores de Cambaceres, club del Ascenso, ubicado en Ensenada, cerca de la capital bonaerense. Tan bien jugaba que los comentarios sobre sus condiciones llegaron a oídos de Martín Palermo. Y fue el propio Titán quien le consiguió una prueba en Boca. Pratto quedó. Empezó a jugar en las Inferiores del Xeneize pero no tuvo lugar en la Primera. Uno de los que lo tapó, justamente, fue Palermo.

Entre 2007 y 2010 fue prestado a tres clubes: a Tigre, a Lyn Oslo de Noruega y a Unión. Hasta que en 2010, Boca lo incluyó en la negociación por Gary Medel y Pratto cruzó la Cordillera de Los Andes para jugar en Universidad Católica. Un año después cruzó el Atlántico para ir al Genoa de Italia. Y a principios de 2012 volvió a la Argentina para ponerse la camiseta de Vélez. En el Fortín explotó. Fue goleador y campeón. Ganó tres títulos: el Inicial 2012, la Copa Campeonato 2013 y la Supercopa Argentina, en 2014.

A mitad de ese año pudo haber pasado a River. Pero el presidente de Vélez en ese entonces, Miguel Calelo, resistió a la oferta de la institución de Núñez y se negó a venderlo. Había asegurado que sólo se iría por la cláusula de rescisión, que era de 10 millones de dólares. River no llegaba a esa cifra y Pratto continuó en Vélez. Cuarenta meses después lo vuelven a buscar desde Núñez. ¿Qué final tendrá esta vez?

Comments

comments

Comenta aquí