DestacadasPolítica

ROBA BANCO? El impoluto ministro Jorge Abel González, fue denunciado por el Banco Nación como participe necesario de gravísimos delitos de defraudación y estafa

El hoy impoluto ministro de Gobierno Seguridad y Justicia del gabinete de Gildo Insfran, doctor Jorge Abel González, fue denunciado en varias causas iniciadas por el Banco Nación Argentina por defraudación a la administración pública provincial, como partícipe necesario y complicidad para perpetrar delitos tipificados como abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público, negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, enriquecimiento ilícito, fraude en perjuicio de la administración pública, malversación de caudales públicos, peculado, prevaricato.

Jorge Abel González fue acusado por delitos cometidos contra la institución bancaria, en  estafas cometidas desde 1999 hasta el 2004, en las que  González actuó como abogado patrocinante externo contra el Banco en las mismas causa donde actuaba como representante legal del Banco Nación, el socio de su estudio jurídico.

González ya desde 1999 aparece patrocinando a personas demandadas por el Banco, denunciando diferentes domicilios procesales. Lo grave de la cuestión, resulta del hecho que, en la órbita del Banco Nación Argentina, fueron hallados los manuscritos confeccionados de puño y letra del abogado de institución, titular de la RR LL, perteneciente a dichas causas, cuyas transcripciones fueron presentadas en los expedientes con el patrocinio del Dr. Jorge Abel González, lo que demuestra una espuria vinculación entre ambos funcionarios, que data de 1999, denunció el Banco Nación.

En el 2002 González junto su socio el abogado del Banco Nación aparecen litigando juntos contra una ejecución de otra entidad bancaria, con el mismo texto y fundamentos con los cuales lo dos estafaban a la institución que uno de ellos debía proteger

En el año 2000, el Dr. Jorge Abel González, aparece litigando contra ejecuciones del Banco Nación en 2 causas, fijando como domicilio legal Belgrano N° 1389. En el 2002 González junto al abogado del Nación aparecen litigando juntos contra una ejecución de otra entidad bancaria nacional, fijando como domicilio legal la calle Corrientes N° 37. En el mismo año 2002 Jorge Abel González aparece nuevamente litigando contra el Banco Nación Argentina en dos causas y en una de ellas defendiendo a la esposa del abogado del Banco Nación.

Lo extraño es que pese a que actuó contra demandas casi simultaneas, los domicilios legales de Jorge Abel González son siempre diferentes, primero Corrientes N° 37, el segundo sobre Fhoteringhan 74, y el tercero sobre Pringles N° 37.

“Pero lo más extraño es que todos los textos de demandas de amparo de clientes diferentes, son exactamente los mismos y fueron presentados el mismo día a la misma hora, por lo que -para el Banco- este cambio de domicilio en la causa donde aparece actuando como socio del abogado del Banco Nación, y donde aparece actuando solo defendiendo a la esposa del abogado del Banco Nación, tenía por indudable finalidad burlar a las autoridades bancarias, así mientras su socio mantenía desde adentro del Banco el control de las causas, que desde afuera iniciaba su socio externo Jorge Abel González, actuando contra la propia institución bancaria que debía velar”, acusaron.

Las presentaciones sucesivas en distintas causas, son exactamente las mismas, con iguales fundamentos y citas jurisprudenciales, el mismo subrayado, etc. etc., lo que permitió al banco concluir en que se trató de un plagio, fruto del trabajo cotidiano de ambos abogados: del doctor Jorge Abel González y del representante Legal del Banco, la que consistía en asesorar simultáneamente a ambas partes, a cambio de importantes beneficios económicos en detrimento del Banco Nación Argentina, recurriendo para ello a ocasionales abogados del foro local, los que -como se comprobó- en la mayoría de los casos actuaron de buena fe, no como el doctor Jorge Abel González quién de acuerdo a la conveniencia iba mutando de domicilio legal para evitar sospechas.

En las investigaciones bancarias quedó demostrado, que González pese a conocer perfectamente la incompatibilidad de su socio, colaboró intensamente en la defraudación y en las maniobras delictivas inspirado por los importantes honorarios que eran regulados a su favor.

La colaboración prestada por Jorge Abel González en forma reiterada lo coloca como autor del delito de prevaricato y participe necesario de los delitos de su cómplice de Negociación Incompatible con el ejercicio de la función pública, enriquecimiento ilícito, fraude en perjuicio de la administración pública, malversación de caudales públicos, peculado, prevaricato, entre otros.

Comments

comments

Comenta aquí