Sin categoría

San Lorenzo ganó, se metió en la Libertadores y todavía sueña

Cumplió el objetivo San Lorenzo: le ganó 2-0 a Belgrano y se clasificó a la próxima Copa Libertadores. Jugó mal el Ciclón, como en casi todo el semestre. Pero ganó y alcanzó el objetivo. Surge una duda: ¿podría ganar algo jugando así? El martes, ante Atlético Mineiro por la Copa Sudamericana, tendrá el desafío de aguantar el gol de ventaja. Y tal vez se empiece a resolver la pregunta.

Qué es jugar bien y qué es hacerlo mal es una discusión eterna en el fútbol por la sencilla razón de que nadie tiene la respuesta. A los ojos de muchos, San Lorenzo no juega bien, pero gana. Y cuando no gana, suma. Se puede hablar de suerte en un puñado de partidos, no durante un semestre. Entonces este San Lorenzo del Pampa desconcierta porque es difícil de analizar. Si jugar mal significa ganar un porcentaje altísimo de los puntos en juego (14 triunfos en 24 partidos), los hinchas de todos los equipos preferirían jugar mal.

Ayer San Lorenzo volvió a jugar mal. Especialmente en el primer tiempo. Belgrano le movió la pelota y lo atacó sumando a los laterales. No se puso en ventaja porque le faltó profundidad y peso en ofensiva, pero regaló la sensación de peligro de manera constante. Inquietó con un cabezazo de Sequeira y con un remate desde afuera de Matías Suárez, un jugador con baches aunque con una calidad e inteligencia notable. Hace mucho que Suárez podría estar jugando en un equipo grande. Y San Lorenzo, mientras, perdido. No tenía la pelota y tampoco sabía cómo recuperarla. No presiona el Ciclón y deja espacios. Hasta el Pampa entró en confusión: mandó a Reniero a jugar de volante por derecha. Todo se acomodó con el penal que Blandi cambió por gol a los 25 minutos. El delantero regresó después 15 días y se sigue metiendo en la historia del club. Con el de ayer llegó a los 50 goles en 130 partidos con la camiseta azulgrana. Pero además, ya está entre los 25 máximos goleadores de San Lorenzo en el profesionalismo. Claro que está lejos de los 207 que hizo José Francisco Sanfilippo, goleador histórico. _Pero con seis festejos más se mete en el top 20 del club.

La cuestión de las manos en el área y los árbitros sigue siendo un tema complejo porque no existe un criterio común. Anoche Nicolás Lamolina sancionó una mana casual de Godoy como penal pero no hizo lo mismo con una mano de Piris da Motta en el área de San Lorenzo. Y lo peor: Lamolina hizo la seña de que fue casual. Sí, las jugadas habían sido similares.

No se frustró Belgrano y siguió igual en el segundo tiempo, aunque fue menos paciente en el manejo del balón. Tuvo una de Guidara que pegó en el palo y la suerte cayó cuando Godoy erró una oportunidad abajo del arca, después de una arremetida de Lema. Ni siquiera se puede decir que el local contraatacó bien porque el segundo gol encontró como protagonista a Lértora que pateó a su propio arco en lugar de despejar un centro sencillo de Blandi. Gudiño aprovechó el rebote y no perdonó Hubo festejos en San Lorenzo por el objetivo cumplido. El año que viene el Ciclón jugará por 16ª vez la Copa Libertadores. Esa que lo tuvo como primer protagonista argentino en 1960, que ganó por primera y única vez en 2014 y que participó por última vez en 2017.

Comments

comments

Comenta aquí