DestacadasPolítica

Se cumplieron 8 años de la violenta represión policial en la comunidad qom La primavera

El 23 de noviembre de 2010 la decisión autoritaria del gobernador Gildo Insfrán de mandar a reprimir cobardemente un corte sobre la ruta nacional N° 86, dejó un saldo de tres muertos: los aborígenes Roberto López y luego Mario López y el oficial Eber Falcón.

La comunidad qom; ante la sordera e indiferencia de las autoridades del gobierno provincial, en defensa de su territorio ancestral, desde hacía 4 meses realizaba un corte sobre la ruta nacional que aquel día se teñiría de sangre luego que Gendarmería Nacional liberara la ruta para permitir la ilegal represión de la policía de Formosa.

La represión incluyó balas de goma y de plomo, palazos y gases lacrimógenos, policía montada, quema de viviendas y decenas de detenidos, incluso mujeres y niños. Un video de la propia Policía muestra cómo uniformados a caballo corren monte adentro a los qom y castigan con palos a los que huyen. La lluvia cae sobre la ruta, y mujeres y niños caminan en fila, llorando, para subir al camión policial y ser detenidos.

Los policías buscaban a Félix Díaz, el referente de la comunidad, pero los jóvenes qom lo rodearon como escudo, y lo llevaron al monte para salvarlo. Ese día también fue asesinado el policía Eber Falcón. La versión oficial acusa a los qom y la palabra indígena asegura que fueron los propios policías. Pero la Justicia de Formosa imputó a los qom y dejó de lado cualquier investigación que corriera el foco hacia la acción policial.

Un día después, el pilagá Mario López viajó para acompañar a la comunidad, pero no pudo cumplir su deseo: murió atropellado por un policía en un camino vecinal. El poder formoseño dijo que se había tratado de un “accidente”, mientras que desde La Primavera denunciaron asesinato. El poder judicial tampoco continuó con la pesquisa y la causa fue cerrada.

Durante la audiencia realizada en marzo de 2012 en la Corte Suprema, el representante del gobierno provincial Carlos Florentín, sinceró lo que el gobierno provincial silenciaba: “Toda la zona noreste de la provincia de Formosa tiene un potencial productivo muy grande. Estas cinco mil hectáreas de la comunidad La Primavera de las que estamos hablando probablemente sean las mejores tierras que tiene la provincia de Formosa”.

Lucha, acampe y huelga de hambre

El corte de ruta visibilizó el conflicto que se desarrollaba en el interior de Formosa. La represión lo ubicó en la prensa porteña.

Ante tanto silencio, la comunidad La Primavera trasladó, en diciembre de 2010, el reclamo a la ciudad de Buenos Aires, en pleno centro porteño: la plazoleta de Avenida de Mayo y 9 de Julio. La mayoría de los qom nunca había pisado la Capital Federal. De la vida del monte pasaron sin escalas a dormir en el asfalto, a padecer el ensordecedor ruido de los vehículos, el calor y el frío del clima los castigaron por igual. Viviendo en condiciones muy precarias, padecieron la indiferencia política, pero también recibieron la solidaridad de organizaciones sociales y personas de a pie.

Los pedidos de diálogo al gobierno nacional se sucedieron todo estos años, pero no hubo respuesta. El único funcionario nacional que escuchó y acompañó a la comunidad fue Claudio Morgado, titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), y por ese motivo fue echado de su cargo en junio de 2011.

Félix Díaz se convirtió en figura internacional, fue recibido en el Vaticano por el Papa Francisco, por la ONU en Washington, llevó sus reclamos a la Corte Suprema, fue premiado por universidades e instituciones, recorrió el mundo, fue distinguido como Dr Honoris Causa,  nunca fue recibido por la ex presidente Cristina Kirchner, pero si fue recibido por el presidente Mauricio Macri. Hoy es presidente del Consejo Consultivo de los pueblos indigenas de la república Argentina y sigue acorralado en el SIC de su comunidaad amenazado de muerte por los punteros políticos de Gildo Insfran.

Comments

comments

Comenta aquí