Sin categoría

Sergio Maravilla Martínez rompió el silencio y habló de su posible pelea con Julio César Chávez Jr.

Que sí, que no. Desde hace semanas se conjetura sobre el regreso de Sergio Maravilla Martínez a los cuadriláteros después de cuatro años de inactividad. Hasta el momento, el hombre que había abierto la compuerta para esta catarata de dimes y diretes había optado por el silencio. Finalmente el ex campeón mundial habló de la chance de enfrentar a Julio César Chávez Jr. antes de fin de año.

“Está la posibilidad de hacer la pelea el 17 de noviembre. Ojalá se pueda hacer este año. Nos vamos a divertir y yo voy a tratar de hacer un gran combate como hice en el primero”, sostuvo el quilmeño en Kiev, donde está participando de la 56ª Convención Anual del Consejo Mundial de Boxeo, el organismo del que fue monarca superwelter y mediano.

“Estoy viviendo una buena aventura. Tengo la edad que tengo, estoy entrenándome y respondiendo de la mejor forma a pesar de mis 43 años. Estoy tan bien como antes o incluso mejor en algunos aspectos”, resaltó Maravilla, quien combatió por última vez el 7 de junio de 2014, cuando cayó por nocaut técnico en el décimo round ante el puertorriqueñoMiguel Cotto en el Madison Square Garden de Nueva York.

El objetivo que Martínez tiene entre ceja y ceja es Chávez Jr., a quien ya enfrentó y venció por puntos el 15 de septiembre de 2012 en Las Vegas, en una pelea que dominó con claridad durante 11 rounds y estuvo a punto de perder en la última vuelta, cuando el mexicano lo tuvo al borde del nocaut.

Por el momento, todos los cañones apuntan al hijo del multicampeón, aunque tampoco está descartado otro rival. “Si no es él, ya veremos, pero lo que me mantiene es la pasión por estar entrenándome y que el combate sea con Chávez Jr”, resaltó Maravilla.

En caso de confirmarse, el combate, que sería en Las Vegas o en alguna ciudad del estado de Texas, se efectuaría en categoría supermediano (el límite es 76,205 kilos -168 libras-), una división en la que el argentino nunca peleó. “Él tiene difícil bajar más de eso. Hace tres semanas yo estaba en 161 libras (73 kilos), así que estoy bien, pero a él le va a costar”, explicó Martínez.

El púgil nacido en Culiacán hace 32 años ha tenido serias dificultades más de una vez para dar el peso tanto superwelter como en mediano y hasta cuando subió a mediopesado. Incluso en algunas ocasiones se ha puesto en duda que haya registrado el peso que se le atribuyó, como cuando enfrentó al argentino Luciano Cuello en 2009 en Tijuana.

Después de cuatro años, Sergio Maravilla Martínez volverá a pelear ante un viejo conocido

Chávez Jr., cuya carrera también ha estado marcada por el consumo de drogas prohibidas (debió purgar dos suspensiones por doping en 2009 y 2014, tras la caída ante Martínez), no combate desde el 6 de mayo del año pasado, cuando cayó por puntos ante Saúl Canelo Álvarez en Las Vegas.

Tras ello, su vuelta a los rings se ha postergado varias veces, con marchas y contramarchas sobre posibles rivales y fechas de presentación. Algo parecido ocurrió con el posible enfrentamiento con Martínez.

“La pelea está casi cerrada”, aseguró el lunes de la semana pasada su padre, quien viene actuando como vocero oficioso de Junior. “No hay pelea con Maravilla Martínez. Julio peleará, pero el 1 de diciembre en Los Ángeles en la coestelar de (Deontay) Wilder – (Tyson) Fury”, reculó cuatro días después.

Pero el domingo, ya en Kiev, volvió a cambiar el discurso. “Me acaban de informar que tal vez sí van a pelear mi hijo Julio y Sergio Martínez. Parece que las negociaciones se reanudaron y esta semana

Comments

comments

Comenta aquí