Espectáculos

Sharon Tate, la famosa víctima de Charles Manson que conmocionó al mundo

Cursaba un embarazo de ocho meses cuando fue víctima de uno de los más brutales asesinatos de Hollywood.

La hermosa Sharon Tate murió el 9 de agosto de 1969 en su mansión de Beverly Hills, bajo la secta comandada por Charles Manson.

Los seguidores de Manson ingresaron a su casa cuando la actriz estaba cenando con un grupo de amigos y la apuñalaron 16 veces. En el asalto también murieron Jay Sebring, Abigail Folger, Steven Parent y Voyteck Frytowski.

Detrás de los crímenes había una macabra idea: Manson había interpretado a las canciones de los Beatles como mandatos para cometer los crímenes.

Así, “Piggies” (“Cerditos”) es una composición de George Harrison, que con mucho humor negro habla sobre una familia de cerdos muy pulcra que come con tenedores de plata, una imagen bastante parecida a la que ofrecían las víctimas de Manson al momento de su irrupción. Incluso, esos cubiertos fueron hallados clavados en el cuerpo de los cadáveres por los investigadores.

En el momento de su muerte, Tate estaba distanciada de su marido, el cineasta Roman Polanski, quien la había dejado por no haber estado de acuerdo con el embarazo.

Pero eso no fue el único dolor que Tate enfrentó en su vida. Ed Sandersescribió el libro Sharon TateA Life (Sharon Tate: una vida), en donde cuenta otros de los tormentos de la actriz.

A los 17 años, siendo modelo, fue violada por un soldado con el que había tenido una cita. Tate recién lo contó muchos años después a Polanski.

Otro de sus amores fue el actor francés Phillipe Forquet, aunque el vínculo tuvo mucho de violencia y poco de amor, según relata Sanders. La violencia no sólo estuvo en esta relación. Polanski la dominaba por completo, e incluso la filmaba en orgías para luego mostrar los videos en reuniones de amigos.

Joanna Pettet, amiga de la hermosa actriz, contó algo de esta dominación. “El marcaba su vida entera desde el tiempo en que ella lo conoció”, aseguró.

Los excesos, drogas, orgías, y engaños marcaron la vida de Tate, hasta que se enteró que estaba embarazada. Rechazando la idea de ser padre, el famoso cineasta le pidió a su mujer que interrumpiera el embarazo. Pero ella se negó. “Es mi hijo. Voy a tenerlo”, le contestó.

Con casi nueve meses de embarazo, su cuerpo fue hallado junto a un cuerpo con sangre unido por una soga con el cadáver de Jay Sebring.

Comments

comments

Comenta aquí