Política

SIN VERGÜENZAS: Los que pedían la intervención de la UNaF ahora se hacen los desentendidos

Milcíades Olmedo, secretario general del gremio ATUNF, indicó que “la Universidad es publica, gratuita y cogobernada y esta administración que está llevando adelante el Rector Augusto Parmetler es la única Universidad en todo el país y en Sudamérica que está haciendo este tipo de artilugio ilegal porque nosotros hemos planteado la legalidad constantemente”.

“Ellos hacen todo por izquierda y amenaza permanente. En el campus universitario es imposible ingresar, hay amenazas e insultos por parte de grupos y patotas pagadas por el Rector. Apuntan en especial a las compañeras de trabajo. Estamos en plan de lucha constante por esta situación. Es lamentable que la Cámara de Apelaciones de Resistencia esté actuando para una sola parte, hemos presentado todos los instrumentos legales para avanzar sobre la cuestión de respeto a la ley y las normas”.

Por su parte, el Lic. Diego Ortiz, de la Facultad de Recursos Naturales y también funcionario del Gobierno Provincial del Área de Ciencia y Tecnología, agregó: “En la Justicia no hay ningún fallo ni sentencia firme, son todas medidas cautelares provisorias. No está resuelta la cuestión de fondo sobre si esos representantes cumplieron con la normativa. La única elección que no está cuestionada es la de los no docentes, sin embargo no han sido invitados a sesionar en los Consejos Directivos ni el Superior ni la Asamblea Universitaria. Esto es una discriminación y de extrema gravedad”.

Denunció que “la Asamblea fue adelantada 10 meses por un supuesto brote de COVID que va a venir en el 2022, se ve que esta gente tiene poderes de adelantarse a lo que va a pasar, que no nos extrañe que dentro de tres meses hagan la elección del 2025 por alguna enfermedad que pudiera venir”.

Sobre la intervención de la UNaF, Ortiz se hizo el desentendido y respondió:

“La intervención a las Universidades nacionales es un hecho extraordinario, no ha pasado más que por los gobiernos de facto y es una instancia que nunca estuvo solicitada por nosotros ni en nuestros planes. Tenemos instancias y reglamentos que prevén casos como este donde hay cierta anormalidad institucional y nosotros podemos haciendo funcionar esos cuerpos deliberativos empezar a solucionar estos problemas. Lo que pasa acá es que no hay ningún estatuto ni ningún reglamento que diga cómo accionar en el caso de que exista patota, como un código mafioso”.

A lo que Olmedo añadió siguiendo la misma línea de olvido:

“Yo viví intervenciones antes de la normalización de la universidad y es bastante feo, nunca se dio en un gobierno democrático en una universidad porque no están dadas las condiciones. No hemos pedido nunca eso ni lo vamos a hacer, lo que sí pedimos es una revisión contable de todo lo que está y las irregularidades que consideramos como el nombramiento de su señora en la categoría 1 desconociendo el decreto 366 que regula la carrera administrativa del no docente. La nombra en planta permanente, en categoría 1 con un sueldo básico de 220.000 pesos”.

Finalizó: “Dos Decanas electas democráticamente están siendo hostigadas con amenazas psicológicas y físicas en el sentido que hay ciertas cosas, como que les apagan las luces a las 8 de la noche y eso es tierra de nadie. Esas dos compañeras electas están siendo hostigadas constantemente por parte del Rector y vamos a tener que hacer un comunicado sobre esta situación. Hay persecución directa hacia las mujeres. Es lamentable”.

Creer o reventar, la poca memoria y la casi nula vergüenza los invade a los Reconstructores. Una pena que este tipo de personajes continúen con el mismo sistema de desacreditación, pero ya dijo el viejo adagio » a llorar al CAMPITO y pónganse a laburar».

Comenta aquí