PolicialesPolítica

Un hombre que fue atacado por perros Dogos junto a su nieto, falleció después de dos semanas en terapia

Cuatro canes atacaron a un hombre de 65 años y su nieta de 16 años y producto de las graves heridas, falleció después de dos semanas en la unidad de terapia intensiva de una clínica privada.

Por este caso, la Policía allanó la casa y detuvo al propietario de los perros, secuestrándose tres canes raza Dogo Argentino y uno criollo, según lo ordenado por el juez.

El 17 de abril pasado a las 11:10 horas, una mujer radicó la denuncia en la Subcomisaría “Oficial Principal Gustavo Ramón Bini” del barrio Colluccio.

Según refirió, ese día alrededor de las 05:45 de la mañana, estaba en el interior de su vivienda ubicada en la manzana 89 del barrio Divino Niño en compañía de su hija de 16 años, cuando escuchó que una persona pedía auxilio a los gritos.

Cuando ambas salieron a la vereda, advirtieron que se trataba del padre de la denunciante, un hombre de 65 años, quien era atacado y mordido por cuatro perros de su vecino, provocando que caiga a la zanja, donde continuaron mordiéndolo.

La hija de la denunciante trató de auxiliarlo y también fue mordida por los canes. Ante ese panorama, tomó una escoba y comenzó a golpear a los perros para que dejen de atacar.

En su desesperación, acudió a la casa de su vecino para solicitarle auxilio y ayuda, pero el hombre hizo caso omiso. Luego consiguió un vehículo y trasladó a su padre y su hija hasta una clínica privada, donde recibieron atención médica y su padre quedó internado en terapia intensiva.

Por lo sucedido, la Policía realizó las diligencias procesales del caso e informó al juez de turno, quien dispuso que inicie una causa judicial por el delito de “Lesiones Culposas por Falta del Deber de Cuidado, artículos 94º y 90 del Código Penal Argentino”.

Tras la investigación, testimonios y otras actuaciones, los auxiliares de la justicia obtuvieron la información necesaria para solicitar una orden de allanamiento para la vivienda del propietario de los animales, el magistrado evaluó las pruebas y ordenó el allanamiento para detención del propietario y el secuestro de los canes.

Con la orden del juez en mano, el 21 de abril ingresaron a la vivienda de la manzana 89 del barrio Divino Niño. Allí secuestraron tres perros raza Dogo Argentino y un perro criollo, procediéndose además a la detención del propietario de los animales.

Los canes fueron trasladados por personal de la sección Canes de la Policía de Formosa hasta su dependencia policial, donde permanecen a disposición de la justicia.

El vecino fue notificado de su situación procesal y fue alojado en una de las celdas de una unidad operativa, a disposición del juez de Instrucción y Correccional Nº 2 de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia.

El 23 de abril a las 11:30 horas, lamentablemente se produjo el deceso de quien en vida fuera José Ricardo Flores de 65 años, producto de las graves lesiones que le produjeron los canes, situación que se informó nuevamente al juez.

Comenta aquí