DestacadasPolítica

UNA LOCURA: Montoya denunció que están deteniendo arbitrariamente personas por los DNU de la pandemia

El doctor Juan Sebastian Montoya, del equipo jurídico de la Unión Cívica Radical, denunció que se están deteniendo a personas sin respetar el derecho a la defensa y el debido proceso legal y advirtió que se detectaron un gran número de detenciones en los últimos días y se tratan de personas que tenían actas contravencionales durante la pandemia por circular “fuera de horario” o no “tener barbijo puesto”.

Una locura total

“Son causas contravencionales, que se tramitan en los juzgados de paz de menor cuantía, son infracciones al código de faltas, estas infracciones son los famosos artículos 144, 145 y 146 que lo modificó la legislatura provincial en plena pandemia. Estas infracciones que hizo la policía provincial, tienen el trámite en la justicia de faltas y detectamos que en estos días están habiendo muchísimos detenidos, alrededor de 20 personas detenidas por día en diferentes comisarías, respecto de condenas que muchas de esas personas ni siquiera sabían que tenían; van a un control, le piden una documental de rutina en el acceso a la ciudad y ahí saltan las órdenes de detención”, manifestó el abogado del equipo jurídico de la UCR, que calificó los procedimientos inconstitucionales como una «locura total«.

Condenaron y metieron presa a una persona sin juicio previo y sin que ni siquiera estuviera enterado

Juan Montoya, explicó lo ocurrido con una persona que pidió por su defensa. “Me contacté con una persona que estaba privada de su libertad, voy al juzgado veo el expediente y ahí entra en razón de que la persona fue condenada sin que haya un juicio previo”.

Esta persona nunca fue a declarar al juzgado de paz, nunca fue asesorado por un abogado y naturalmente, ni siquiera sabía que tenía una condena”, expresó preocupado Montoya quien aseguró que con esto se está vulnerando “el derecho de defensa y el debido proceso legal”.

Este proceso, al cual están siendo sometidas estas personas, no es el correcto y se vulneran “un sin fin de garantías constitucionales y previstos que en la Constitución Nacional, en todos los pactos internacionales de justicia y en el propio Código Procesal penal de la provincia de Formosa”, lamentó el letrado.

El motivo de las detenciones masivas sería el tiempo que las causas transcurrieron en la justicia y las sentencias se dan para evitar que las mismas prescriban. “Muchas de estas causas, que la mayoría datan de un año atrás, están por prescribir, entonces hay una decisión de política criminal de no dejarlas prescribir y para que no prescriban, y como los imputados no comparecen al juzgado, lo que hicieron fue tener las declaraciones brindadas en comisarías como la declaración indagatoria”, explicó Montoya, quien calificó a estos juicios como “un trámite automatizado, totalmente invalido

“No solo se viola el principio de defensa tomando en cuenta esas declaraciones de garantías, sino que tampoco después se da lo que en cualquier condena se tiene que dar, lo que es una acusación de un fiscal, la defensa de un defensor de confianza y un juez imparcial que diga sí es culpable o no; nada de esto se da».

Acá se hace un juicio en ausencia, lo que está prohibido por nuestra Constitución Nacional”

Los motivos de estas infracciones tienen que ver “con circular fuera de horario, no tener barbijo puesto o tener el barbijo mal puesto”. “Hay una estadística que nosotros manejamos por supuesto que no es muy precisa, pero hay más o menos 12 mil condenas que se dictaron entre los 4 juzgados de paz. Hablé con varios comisarios y todo el sistema judicial, inclusive hablé con los jueces de paz y dicen que esto es una locura, pero la verdad es que nosotros tenemos que cumplir órdenes y hay una decisión de política criminal de que estas causas terminan en condenas`”, agregó Montoya.

La gravedad de esto tiene que ver no solo con no respetar las garantías constitucionales, sino también con que estas personas comparten detención en la misma celda donde están alojados los delincuentes peligroso, concluyó Juan Montoya.

Comenta aquí