DestacadasPolítica

Una vuelta más de autoritarismo: Restringieron la Libertad de Prensa y el trabajo periodístico en las mesa del Covid

 8,238 total views,  2 views today

Reculó en chancletas el Gobierno. El Ministro González no se banca las preguntas de Leo Fernández Acosta. No solo les incomoda, no solo que la mediocridad y vulgaridad le impide contestar sin insultar ni descalificarlo, sin derrapar, sin producirles rabietas, ataques de histerias y sin que se le corra el rimel y se le desacomoden las lentejuelas. Sino que fundamentalmente no las toleran, porque no toleran el disenso, no toleran que alguien piense distinto, y encima se atreva a decirlo. Y, no toleran nada, ni quieren dar explicaciones de nada: porque SON AUTORITARIOS, y los autoritarios prefieren los silencios de los cementerios de las verdades, antes que las alegrías de los intercambios de ideas que exponen los relatos.

En una provincia donde el Gobierno provincial de Gildo Insfran, para imponer el discurso único y la propaganda oficial, controla férreamente los medios hegemónicos de los que dispone el Estado provincial, o los de funcionarios y los privados dependientes de la abultada y discrecional pautas que distribuye para disciplinar los medios de comunicaciones,

En una provincia donde no se respeta la Ley de Información pública, donde no se respetan los pedidos de informes, donde los funcionarios no dan conocer sus declaraciones juradas, y donde no se sabe cuanto ganan y que es una de las pocas provincia donde no se informa sobre los bienes patrimoniales del Gobernador, ni de sus multimillonarios funcionarios,

En esa provincia que persigue a los periodistas y medios independientes que no repiten como loros los ejes del falaz relato provincial, en esa provincia donde el primer mandatario soporta múltiples denuncias por gravísimos violaciones a los Derechos Humanos e inconstitucionales restricciones a las libertades.

En esa provincia que es Formosa, se acaba de perpetrar un nuevo y escándaloso ataque a la libertad de Prensa y del trabajo periodístico, restringiendo la posibilidad de preguntar a los trabajadores de Prensa, quitando toda razón para que la sigan llamando Conferencia de Prensa.

Otra vuelta de autoritarismo, tan solo por la mediocridad, la intolerancia e imposibilidad del vocero que eligió Gildo Insfran, para responder equilibrdamente las preguntas que les son incomodas.

Comments

comments

Comenta aquí